Chsitopher Toselli: UNA ILUSIÓN DESDE LA BANCA

Christopher Toselli, arquero de Universidad Católica

UNA ILUSIÓN DESDE LA BANCA

Tímido, de pocas palabras y reservado. Un Sex symbol, para las más jóvenes. Un ídolo que sobrepasó las clases sociales. Que no cuenta con el esteriotipo de provenir de un barrio humilde, como Iván Zamorano, Arturo Vidal o Gary Medel. Es un futbolista de clase alta, criado en Lo Barnechea y que nunca jugó una pichanga en el barro de una población. Se ha ganado el cariño de la gente en base a buenas actuaciones en el ámbito deportivo. En el último Mundial Juvenil demostró que tiene las condiciones para ser el mejor. Aún así, mientras José María Buljubasich esté en Universidad Católica, es prácticamente imposible que pueda ser titular.

Por Marcelo Araya

Domingo 25 de noviembre de 2007. Diez de la mañana. Christopher Toselli es interrumpido por el molesto sonido del teléfono de su casa, ubicada en la comuna de Lo Barnechea, mientras toma desayuno. Es Manuel Suárez, el entrenador de arqueros de Universidad Católica. Éste le dice tres palabras. Las que, el ex-arquero de la Sub-20, había estado esperando durante mucho tiempo: “Te toca jugar“.

“Me dijeron que al “Tati” (José María Buljubasich) le dolía la guata y que había posibilidades de que yo lo remplazara, pero que no era nada seguro. Yo estaba muy tranquilo. Fui y le conté a mi papá. Recién ahí me di cuenta que iba a debutar”.

Desde los 17 años que entrena con el primer equipo y nunca había tenido la posibilidad de jugar. Recién este año comenzó a ser nominado para los partidos, luego del éxito que logró en el Mundial Juvenil con la Selección Chilena. Hoy, a sus 19 años, tiene que soportar desde la banca, con impotencia, la irregular campaña de Universidad Católica.

Manuel Suárez, ha entrenado a Christopher Toselli desde que éste llegó al club a los 13 años y asegura que “cumple con todas las condiciones que un arquero debiese tener a su edad y quizás más en algunos casos. Mucha potencia de piernas, muy valiente y seguro de manos. El tema de su suplencia pasa por la experiencia de no haber jugado en primera división”. A esto agrega que: “Él tiene claro que está en un club súper grande que tiene un tremendo arquero adelante”, haciendo referencia a José María Buljubasich

Son las 21:30 horas, del mismo día. Acaba de terminar el partido. Universidad Católica le ganó 3-0 al descendido Coquimbo Unido. Toselli es felicitado por sus compañeros y por Fernando Carvallo, su entrenador. Está Feliz. Cumplió su sueño y mantuvo su arco sin goles, al igual como consiguió el record histórico de 492 minutos invicto en el Mundial Juvenil de Canadá. Está conforme, pero no del todo.

Sabe que pudo jugar sólo por la enfermedad de Buljubasich, el mejor arquero de los últimos tres años del Fútbol Chileno, el que fue capaz de estar en más de 1.352 minutos sin recibir un gol en su valla, récord que lo puso en el cuarto lugar a nivel mundial. De estar bien, no lo dejará jugar más durante el resto del año.

Ser el mejor

“Quiero ser el mejor arquero del mundo”. Es la frase que acompaña al nombre de Christopher Toselli en Msn -medio de mensajería instantánea en Internet-. Es su objetivo. Es su meta, y sabe que tiene la capacidad para lograrlo. “Tengo las condiciones y puedo jugar en cualquier equipo. Hay que trabajar mucho. No es fácil. Estoy entrenando y me saco la cresta todos los días para romperla cuando me toque jugar”, asegura.

Es el arquero con más proyección del Fútbol Chileno según declara su entrenador, Fernando Carvallo. “Hay un capital enorme en él y ojalá que lo pueda conservar, porque es un chico con grandes proyecciones. Si a eso le agregas que es una persona muy equilibrada para su edad, esto le da una ventaja por sobre el resto”, declara el Director Técnico.

Llegó al club a la categoría Sub-13 y “desde el principio demostró tener grandes condiciones”, según cuenta Manuel Suárez. Aún así, su primer acercamiento a Universidad Católica fue en una prueba…como delantero.

“Cuando era chico iba rotando de puesto, entre delantero y arquero. Pero luego de salir goleador del Campeonato Interescolar Copa Copec, con el Colegio Lo Castillo de Las Condes, se dio cuenta que era realmente bueno haciendo goles por eso se fue a probar a Universidad Católica en esa posición”, cuenta José Ignacio Fonseca, amigo de la infancia de Toselli.

Al final del entrenamiento, el entrenador de juveniles de aquella época los llamó a todos al círculo central de la cancha. Uno a uno iba diciendo quienes pasaban a la siguiente etapa de prueba. Toselli no estaba entre los nominados. Agachó la cabeza y se fue hacia los camarines. Sin decir ninguna palabra. Frustrado. Comenzaron las dudas. Pensaba en si todos los elogios que recibió en el colegio eran reales y no exageraciones, llegando a cuestionar, incluso, sus habilidades. Aún así, no se rindió.

Un año después volvió a Católica, esta vez a probarse como arquero. No tuvo problemas para ser seleccionado. Avanzaba sin inconvenientes las distintas etapas de examinación. Aquí nacen los primeros indicios de que el arco representaría su futuro en el fútbol.

Ya en las inferiores comenzó a tener un rápido ascenso. El buen nivel que mostraba en el club le sirvió de vitrina para llegar a la Selección Sub-17, siendo una de las figuras en los sudamericanos y posteriormente en la Copa Mundial Sub-20, junto a Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Hans Martínez.

Éste último, su mejor amigo en el fútbol, asegura que “Chris” como le gusta llamarlo, “tiene todas las condiciones para ser un jugador que llegue a rendir bien acá en Chile y afuera, en el fútbol internacional. Es un gran arquero que hay que pulirlo bien, para que se consagre. Su único impedimento para lograrlo, es que en Católica está el ‘Tati’”.

Precisamente José María Buljubasich, a pesar de que asegura tener una buena relación con Christopher Toselli, es el principal crítico del joven arquero. “Adelantarse a procesos no es bueno para nadie. Él sólo jugó un mundial sub-20, no es lo mismo que jugar a nivel adulto. Puede que sea bueno, pero todavía no ha demostrado nada”, aclara.

Además, sobre el deseo de sus fanáticos para que “Chris”, tenga una oportunidad para ser titular asegura que: “Yo en el club no escuché a nadie que diga eso. Los plazos se tienen que cumplir. Ahora estoy jugando yo ¿Por qué tiene que salir el que está jugando, si tiene mejor rendimiento?, es un deseo de gente que no está involucrada en el tema”.

Toselli se toma su titularidad con calma. Con humildad y sencillez. Sabe que recién está empezando. Alaba las condiciones y la experiencia internacional del “Tati”, y cree que puede aprender mucho de él. Aún así, asegura riendo que “cuando se me presente su oportunidad saco cagando al viejo y no juega más”, haciendo alusión a los 36 años que tiene José María Buljubasich, lo que para un futbolista significa estar a un paso del retiro.

Sus expectativas son claras y no se impone mayores límites. “Me gustaría jugar en España o en el mejor equipo de un fútbol competitivo. Me veo ahí en cinco a seis años. Si estoy en católica es para ser el mejor y obviamente en un tiempo quiero verme en el extranjero. En un equipo que me asegure la posibilidad de pelear títulos y de hacer cosas importantes”.

El más “BKN”

Viernes 16 de octubre de 2007. 23:30 horas. Es el momento de elegir al deportista más BKN, en los premios BKN awards que transmitió el canal Megavisión, para premiar lo mejor del año en distintas categorías. Entre los nominados está Christopher Toselli. Compite contra consagrados como Fernando González o Marcelo Salas, quienes pasan desapercibidos para los espectadores ante el arquero de la sub-20 chilena en el mundial juvenil. El público prácticamente enloquece, al escuchar su nombre, lo ovaciona. “Mijito Rico”, es uno de los gritos favoritos de las mujeres presentes. Él, tímido, mira hacia abajo. No está acostumbrado al reconocimiento de la gente. No le gustan las decenas de Club de Fans que le han dedicado sus admiradores. Le avergüenzan. Quiere mantener el mismo bajo perfil que lo ha caracterizado desde que se hizo conocido públicamente.

Minutos más tarde, se dan a conocer los resultados. Los actores Fernando Larraín y Javiera Contador, quienes entregaban el premio, lo llaman al escenario. Ganó gracias a la votación telefónica. Sube al escenario mirando hacia abajo. No da un discurso. No dice nada polémico. Aplausos y silbidos adornan la escena. Él sólo agradece a la gente por el cariño que le demuestran. Tartamudeando. Quizás excesivamente. En ningún momento mira a la cámara. Vuelve a su ubicación en el público con el trofeo en la mano. Se recuesta en el asiento. Parece que se estuviera escondiendo.

Christopher Toselli se ha convertido en un verdadero Sex symbol, para las más jóvenes. Un ídolo que sobrepasó las clases sociales. Que no cuenta con el esteriotipo de provenir de un barrio humilde, como Iván Zamorano, Arturo Vidal o Gary Medel. Es un futbolista de clase alta, criado en Lo Barnechea y que nunca jugó una pichanga en el barro de una población. Se ha ganado el cariño de la gente en base a buenas actuaciones en el ámbito deportivo.

Tanto así que desde julio, de este año, tiene un Fan Club, con sede en Valdivia, integrado por niñas y adolescentes de 11 a 17 años. Son cerca de 250 personas a nivel nacional, las que forman parte de sus fanáticas más acérrimas. Éstas al pedirle una autorización a Christopher, para crearlo, se encontraron con una persona tímida, a la que le daba vergüenza verse involucrado en eso.

“La primera vez que lo vimos estaba nervioso. Es súper tímido y serio, aunque se le puede sacar fácilmente una sonrisa. Al contrario de los otros futbolistas es súper humilde y amable. Se dio el tiempo de recibirnos, incluso esperarnos, cuando supo que nos habíamos atrasado. A pesar de eso, nos recibió de la mejor manera”, cuenta Carolina Mera (17), moderadora y organizadora del Fan Club de Christopher Toselli.

El arquero de Universidad Católica forma parte de la que pareciera ser una nueva moda entre los deportistas nacionales. Esta vez alejados de la farándula, dedicados exclusivamente al fútbol y haciendo noticia sólo por méritos deportivos, la que tiene como máximos exponentes a Matías Fernández y Alexis Sánchez. Este grupo además cuenta con el mismo prejuicio: Su timidez les pasará la cuenta a la hora de jugar en un fútbol más competitivo.

“Christopher es súper tímido. Pero esto no lo afecta en lo deportivo. Dentro de la cancha es muy distinto. Le gusta gritar y putear a sus compañeros para motivarlos. Tiene una personalidad increíble en el área y lo transmite al resto”, asegura Hans Martínez.

José Luis Villanueva, quién también llegó a ser asediado por la farándula a temprana edad, estuvo entrenando en Universidad Católica el semestre pasado, luego de un frustrado paso por el mediocre Fútbol Koreano. A él la sobreexposición terminó por cortarle una carrera que prometía mucho, a pesar de que tiene sólo 26 años. Se desvió del fútbol y reconoce que se le subieron los humos a la cabeza luego de ser nombrado como el “Beckham chileno”.

En el último tiempo, se ha acercado a Christopher y lo ha aconsejado. Aún así, reconoce que la mayor virtud del portero, es que está conciente de que es sólo un jugador más del equipo.

“Entrena igual que el resto y no veo en él actitudes de superioridad o de relajo. Hay que dejarlo tranquilo para que siga entrenando y madure para que pueda ser titular. La sobreexposición es desgastante para él, pero se ha mantenido ajeno a los programas de farándula que lo acosan. Esa es una virtud poco vista en nosotros, los futbolistas”,

Tutito”, como llaman a Christopher sus amigos, aclara que: “Pasé de no ser nadie a ser famoso. No tengo porqué cambiar sólo porque ahora soy conocido. Nunca me ha gustado la farándula y no me preocupa. La gente que me conoce, lo que más me destaca es eso, que no se me van los humos a la cabeza. No me meto en la farándula porque no me llama la atención. Lo mío es el fútbol y es lo único que me interesa

El entrenamiento terminó hace una hora. Periodistas profesionales y otros en práctica, admiradoras con posters con la foto de su ídolo y con cámaras fotográficas en la mano lo esperan. Christopher Toselli, no les presta mayor atención. No es por soberbia. No es de antipático. Sigue entrenando para ganarse una oportunidad. Tres compañeros prácticamente lo fusilan con la pelota de fútbol. Intentando, sin éxito, hacerle un gol.

“Profe, ¿vio la atajada de Toselli? ¿Qué espera para hacerlo jugar?” Le grita un fanático a Fernando Carvallo, mientras observaba la escena. Este último lo mira y le responde riendo: Si lo pongo a él, ¿qué hago con el Tati?

Christopher Toselli sabe que será difícil jugar en Universidad Católica. Qué es difícil que Fernando Carvallo le de la responsabilidad de ser titular. Es por eso que ha tenido que replantearse sus objetivos. “Mis expectativas dependen de si salimos campeones o no. Si es así, es una buena opción quedarse, ya que clasificaríamos a la Copa Libertadores y, con dos torneos, hay más opciones de jugar”.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.