Caso Sub 20 por Marcelo Araya G.

Amigos de Fútbol Joven:

Parto por agradecerles sus comentarios, ya que resulta muy motivante para continuar haciendo nuestro trabajo. Además quiero aclarar que en el sitio trabajamos Ricardo Canales y yo, Marcelo Araya. Hubo un tiempo en el que tuvimos más colaboradores, pero no continuaron con nosotros por falta de compromiso.

De esta forma -para que les quede más claro- los textos que están bajo la firma de Fútbol Joven, son míos y los con la firma de Ricardo, son de él.

Ahora me voy a referir al tema que nos convoca. He visto que han surgido variados comentarios relacionados al fracaso de la Sub 20 y quiero dar mi opinión, sin querer decir con eso que es la verdad absoluta, sólo es la postura de alguien que ha seguido el proceso y quiere aclarar algunos puntos, fomentando el debate de ideas.

Es cierto que Ivo Basay no mostró la experiencia necesaria para mantenerse en el cargo y que también tuvo todas las armas necesarias y partidos de preparación, para hacer un buen proceso y llevar al seleccionado Sub 20 al próximo mundial. Aún así, sin querer ser defensor del diablo, voy a aclarar algunos puntos que se repiten continuamente en sus comentarios.

Convocados

Han quedado muchos jugadores en el camino, es cierto, pero eso responde únicamente a un gusto de juego particular de Ivo Basay, el que según indican las estadísticas, podría estar mal. Ahora, también hay que tener en cuenta que los mismos jugadores del seleccionado -con los que conversamos en Off- consideraron, por ejemplo, adecuada la salida de Kevin Hardbottle del equipo, ya que en el período en el que estuvo, no demostró las condiciones necesarias para estar en la Sub 20.

Ante esto podemos estar en desacuerdo con ellos, debido al buen nivel que mostró durante el clausura, pero también hay que estar conciente de que lo hizo en Antofagasta, un equipo que no contaba con demasiadas variantes. Me gustaría haber visto a Kevin en un equipo grande -donde le pelearan el puesto- para ver si es que este podría haber rendido de la mejor manera.

Ahora, también destacan otras ausencias, las cuales fueron indicadas por los propios seleccionados por falta de continuidad en primera división, en vez de por nivel de juego, lo que resulta en primera instancia, ilógico. Aquí destacan jugadores como Lucas Domínguez, quien a pesar de mostrar un bien nivel en las giras, no tiene experiencia en primera. Es por eso que Basay optó por ejemplo Alfonso Parot.

También he escuchado hablar sobre la ausencia de José Luis Silva, de Universidad de Chile. Él si bien es un buen jugador, no demostró regularidad en el campeonato Sub-18 y sobre todo en los partidos finales, tenía lagunas de más de 20 minutos en las que era totalmente intrascendente en el campo de juego. Caso similar al de Matías Campos, quien a tiende a jugar demasiado lejos del arco y no tiene la velocidad necesaria para desequilibrar.
Caso Basay – Bielsa

Es sabido en el medio nacional, que Marcelo Bielsa no tiene comunicación con los entrenadores del resto de los equipos. Lo han dicho Marco Antonio Figueroa y Marcelo Barticciotto, entre otros. Es por eso que el hecho de que no haya existido comunicación ente los seleccionadores no es novedad, a pesar de que responde a una falta gravísima que no contribuye al desarrollo de los seleccionados.

Ahora, en términos prácticos, ambos pueden tener perfectamente diferencias de gusto, en relación a un estilo de juego –teniendo en cuenta de que lo ideal sería la unidad de criterios-, debido a que ambos forman parte de distintas escuelas y se han formado en medios totalmente diversos.

Las diferencias quedan claras sólo al seguir ambos procesos. A Bielsa le gustan los marcadores rápidos y ágiles -por sobre su físico- como ha quedado demostrado con Gary Medel y Gonzalo Jara, a los que utiliza como stoppers. Ante esto, vio a Matías Celis como un jugador de características similares y lo incluyó en el partido ante México.

Aún así, eso no implica que este debiera ser del gusto de Ivo Basay, quien reiteró en un sinnúmero de oportunidades que la superioridad física de los otros seleccionados –entiéndase Paraguay y Uruguay- debía ser contrarrestada con otros jugadores impotentes físicamente. Es por eso que optó por Bastián Arce, Bruno Romo y Labrín, con los resultados negativos, ya sabidos por todos.

Para mí, la culpa es principalmente de Ivo Basay, por no haber utilizado a los jugadores en los puestos que son especialistas y por no haber aprovechado las armas que tenía el seleccionado. Habló siempre de salir a ganar los partidos, pero vimos a un equipo calculador y frío, que ya cuando iba en desventaja se atrevía a utilizar a jugadores desequilibrante como Sebastián Barrientos, para que fueran los salvadores.

Además destacan los casos de Rafael Caroca como volante por derecha o Boris Sagredo como único enganche, teniendo a Marco Medel –enganche natural- como volante por izquierda.

Esperamos que ustedes también puedan contribuir al análisis del magro desempeño de la selección, ya que todos tenemos visiones diferentes y queremos hacer este sitio lo más participativo posible. Si quieren mandar una nota y que esta sea publicada, envíenla a futboljovenchileno@gmail.com

Saludos a todos.

Marcelo Araya G.

La UC Sub 18 quedó eliminada en su participación en la Copa Chivas

A pesar de cumplir una destacada participación en la Copa Internacional Chivas Comex para menores de 18 años, los cruzados quedaron eliminados, tras quedar en el tercer lugar de su grupo al tener peor diferencia de gol que las Chivas, con quien empataron en el duelo final. El cuadro dirigido por Mario Lepe dejó una grata impresión en México y además mantiene a uno de los goleadores del torneo: Bernardo Campos.

A pesar de quedar eliminados dramáticamente en la fase grupal de la Copa Internacional Chivas Comex, para equipos Sub 18, la Universidad Católica dejó una grata impresión en México, ya que el equipo de Mario Lepe mostró buen fútbol y deja a Bernardo Campos como uno de los goleadores del campeonato, que integraron 24 equipos, donde resaltan las selecciones de México y Brasil, o potencias mundiales como el Real Madrid, River Plate, el Totenham, Santos de Brasil o América de México.

Para la última fecha los cruzados llegaban con el triunfo como única opción de pasar, y como rival tenían a los organozadores:Chivas de Guadalajara. Esto porque el líder de la zona era el Totenham con 10 puntos, y luego seguían con nueve los aztecas y la UC, aunque con mejor diferencia de gol para los locales, por lo que una victoria era imperiosa para los de Lepe, que antes habían derrotado 4-1 al Caracas venezolano, 2-1 al Cruz Azul y al Stabaek de Noruega y habían caído por la cuenta mínima ante los ingleses.

Para el partido ante Chivas, los cruzados formaron con  Gonzalo Mall en el arco, Diego Opazo, Eduardo Villagra,  José Víctor Martínez , Emerson Jorquera, Pablo Corral, Francisco Flores, Felipe Gutiérrez,  Eduardo Leal, Juan Pablo Gómez y Bernardo Campos. La UC salió decidida con todo a ganar el duelo y por eso comenzó a  presionar desde el primer pitazo, aunque los aztecas preocupaban mediante la velocidad y buena salida de contragolpe.

El primer tiempo terminó sin goles, pero con un mejor juego para los chilenos, que además quedaron con la ventaja de tener un jugador más, tras la expulsión del ariete mexicano Domínguez. Y la presión de la UC dio frutos, ya que la clasificación pareció acercarse con el gol de Jorquera a los 62′, que clavó una volea desde fuera del área. Los de Lepe siguieron presionando mediante los incisivos delanteros Campos y Gómez, pero Chivas a pesar de la desventaja y los 10 hombres, salió con todo por el empate.

Los chilenos lograban a guantar y lograr los tres puntos necesarios para pasar a la siguiente ronda, pero cuando el duelo ya se acababa se derrumbó el sueño curzado. A los 87′, un impecable tiro libre del azteca Mora dejó sin opción al portero Mall y a la UC eliminada. Aunque a pesar de esto, los cruzados dejaron una grata impresión en su paso por México, además de que el atacante Bernardo Campos, quien fue parte de la selección chilena que jugó en Oceanía, aún sigue en carrera como uno de los goleadores del torneo azteca, donde anotó cuatro tantos.

Basay: “No supimos mantener la presión como los procesos anteriores”

El entrenador de la Sub 20 se desligó de la responsabilidad de la eliminación -a pesar de que durante todo el torneo ocupó a jugadores en puestos que no eran especialistas- y justificó la eliminación con la inestabilidad anímica de sus dirigidos, que no fueron capaces de sostener el resultado favorable.

En dos minutos se acabó el sueño. A pesar de que durante el primer tiempo, Chile mostró el mejor juego de todo el Sudamericano, la pasividad y falta de chispa que mostraron los nacionales, fue coronado con el empate guaraní en el minuto 56 y luego un autogol de Labrín puso el 2-1 en contra, que no pudo ser contrarrestado por el juego sin variantes de los dirigidos por Ivo Basay.

El entrenador recalcó que el problema había sido netamente anímico, a pesar de que el equipo nunca mostró una identidad definida y que varios jugadores tuvieron que ocupar puestos en los que no son especialistas, como por ejemplo Boris Sagredo, que siendo volante lateral jugó de enganche o Rafael Caroca, que siendo central ocupó el puesto de volante lateral.

Además, Ivo Basay indicó que la derrota -que implica la eliminación- pasó principalmente a que “no supimos mantener la presión como los procesos anteriores. Es necesario un trabajo específico en esa área, ya que no pudimos revertir situaciones en los momentos que necesitamos más personalidad que juego. Fue un problema de no saber aguantar la presión, más que un tema futbolístico”.

El DT además se refirió a la debilidad del equipo a la hora de aguantar el resultado y aclaró que no contemplaba ver un nivel tan bajo en el segundo tiempo en el que optó por incluir a Sebastián Barrientos a pelear balones arriba, pero sin una idea de juego específica.

“No esperaba que bajara el rendimiento. Tampoco que nos hicieran el gol tan rápido. Son situaciones en las que nos presionan todo el partido y nos complican. Hay que manejar mejor el tema de las presiones, que es donde se generan más conflictos. Hay gente que puede soportar mejor la presión que otros“, aclaró el ex delantero colocolino. 

Por otro lado, el seleccionador nacional se negó a hacer análisis particular, argumentando que “ Cualquier análisis que haga con los jugadores va a ser a puertas cerradas, ya que corresponde a ellos y al cuerpo técnico.  Esto les va a servir enormemente y van a poder sacar conclusiones al respecto”, concluyó.

Crónica de una muerte anunciada: La Sub 20 se despidió del Sudamericano

Esta vez el juego con la calculadora no sirvió. Sólo la victoria le servía a la  ‘Roja’ que lograba su tarea a pesar de mostrar el ya característico opaco juego. Pero sin la pelota, con la defensa muy atrás y sólo defendiendo la ventaja, el empate se veía venir. Y no sólo eso, ya que en dos minutos los ‘guaraníes’ lo dieron vuelta, eliminando a Chile y tirando a la basura el proceso de trabajo más largo y cosotoso de una selección nacional, pero quizás lo peor es ver perderse a una generación que prometía grandes cosas.

Una conocida canción chilena reza que la vida es eterna en cinco minutos. Para la Sub 20 nacional, sólo bastaron 120 segundos para ver derrumbarse un largo y cosotozo proceso de preparación, el mejor que se le haya dado a una selección chilena. En dos minutos se desvanecieron sueños, las ilusiones y las esperanzas de un grupo de jugadores que vieron como Paraguay daba vuelta el marcador en dos minutos y tiraba a la basura la participación de la ‘Roja’  en el Sudamericano. Un paso sin gloria, con mucha pena y con la amenza de una generación perdida.

Basay sabía que el triunfo era la única opción, y mandóala cancha una alineación con tres defensas y dos atacantes: con saavedra en el arco, la defensa con Labrín, Arce y Romo; en la mitad Magalhaes, Caroca, Aránguiz, Medel y Sagredo, y Gómez con Llanos en ataque.

Y quizás lo peor que le pasó a la ‘Roja’ fue encontrase con la ventaja tan temprano, ya que tras el anticipo del ‘Hormona’  a los 6′ en un córner, Chile se metió atrás, le dio la pelota a Paraguay y se dedicó a defender el marcador. La defensa se mostró bien parada, ya que logró despejar la mayoría de los intentos de un mediocre Paraguay, que sólo mostraba el poder físico como argumento.

Pero la arriesgada apuesta de defender la ventaja mínima tenía el riesgo de que cualquier desconcenración traería el empate, que no llegó en el primer tiempo gracias a dos notables intervenciones del portero Saavedra. ¿Algo más en la primera mitad? casi nada, ya que el libreto fue Paraguay tirando centros y la ‘Roja’ despejando al horizonte, sin siquiera tratar de hilbanar alguna jugada, ya que los talentosos Aránguiz, Medel y Sagredo tuvieron que sacrificarse en labores de defensa.

Todo a la basura en dos minutos

Chile sacaba la tarea adelante y mostrando el juego opaco y sin sorpresa, la clasificación estaba a la vuelta de la esquina. Pero la mezquina porpuesta se cayó en sólo unos segundos. Con mucha gente atrás un error dejaría todo 1-1. Al minuto 56′ Santander tomó un mal rechazo de un córner, y con un tiro que dio en el travesaño y tomó un extraño efecto, más la poco despierta respuesta de Saavedra, el marcador quedó igualado.

El valdé de agua fría caló muy hondo en la ‘Roja’ que no alcanzó siquiera a similar el empate cuando de contragolpe Santander sepultó las ilusiones de los dirigidos por Basay, que trató de meter cambios para inyectar nuevos aires, pero ni Parot, Barrientos o Gutiérrez fueron solución, y pasaron a ser uno más del previsible, básico y mediocre juego de Chile.

Paraguay sacó su muro defensivo, y con sus gigantes defensas no dejó opción de entrar a Chile, que se acercó con algunos tiros de distancia, que encontraron al sólido golero López. Cada minuto que pasaba sólo acercaba más el final del paso chileno por Venezuela, y con el pitazo final se acabó la tortura de ver a una selección nacional que siempre fue un enfermo crónico, que ahí selló su muerte.

Así se acaba el sueño del Mundial de Egipto, que en realidad, por cómo jugó Chile, nunca se vio cerca. Con cuatro mediocres partidos, y una serie de malas decisiones técnicas, se tira a la basura el proceso más largo y costoso de preparación que se le ha dado a una seleción chilena.

Pero quizás lo peor de este fracaso es que una lista de  jugadores que aparecían como el recambio del fútbol nacional, puede perderse en el camino con este traspie. Es de esperar que cada uno de los valores  de este malogrado Sudamericano puede seguir progresando en sus equipos, y que este equipo que prometía grandes cosas no termine siendo otra generación perdida.

Paulo Magalhaes: “Este equipo puede dar mucho más”

El lateral señaló que esperan ganarle a Paraguay y mostrar mucho más de lo que han hecho por ahora, ya que  según el loíno, lo ideal sería acercarse a lo que se hizo en la gira a Europa. Rafael Caroca agregó que tienen confianza para jugar ante los ‘guaraníes’ y que está seguro que pasarán, mientras que David Llanos cree que deben evitar jugar por arriba, donde los paraguayos son mejores.

Una definicióm muy cerrada se prevee esta noche en Venezuela, cuando las selecciones Sub 20 de Chile y Paraguay se jueguen la clasificación al hexagonal final del Sudamericano. Como lo anticipamos anteriormente, el partido de hoy marcará el desnivel entre ambos equipos, que en la preparación suman una victoria cada uno.

Para eso, los jugadores de la ‘Roja’ se mostraron optimistas y quieren ganara para dejar una mejor imagen de la mostrada hasta ahora. Por ejemplo, el lateral Paulo Magalhaes señaló que ” este equipo pude dar mucho más. Si bien contra Brasil nunca nos metimos atrás, y salimos a buscar nuestra opción, aún nos queda por mejorar, para tratar de llegar a algo parecido a lo que se jugó en la gira a Europa”.

Optimista también se mostró Rafael Caroca. El reacomodado como volante agregó que “estamos tranquilos y creo que tenemos las armas para ganarle a Paraguay. Estoy convencido de que ganaremos y pasaremos a la otra ronda”.

Mientras que el atacante David Llanos, apuesa por mantener el orden de jugar por abajo. “Sabemos que los paraguayos van muy bien de juego áereo, entonces trataremos de jugar por abajo y hacer un juego parecido a lo que hicimos contra Brasil”.

El cuerpo técnico pidió un video del último duelo de los paraguayos ante Boplivia, para analizar las alternativas con que Chile se moverá ante los ‘guaraníes’. Y como tónica, la formación titular de la ‘Roja’ no se ha confirmado, pero se prevee que se mantendrá los tres defensas y se apostará por dos atacantes.

Así, Chile podría alinear con Saavedra; Arce, Labrín y Romo; Magalhaes, Caroca, Aránguiz, Parot y Sagredo; Gómez y Llanos. Aunque Medel también podría ingresar por Parot.

Basay: “Sabíamos que pelearíamos la clasificación en la última fecha”

El técnico chileno lejos de mostrarse preocupado por la derrota, se mostró conforme por la forma en la que jugó la selección y el por la mejoría física que mostraron sus dirigidos. Además indicó que siempre pensó en definir la clasificación en la última fecha ante Paraguay.

Chile no pudo con la historia y volvió a caer derrotado con Brasil, esta vez por 2-0. Aún así, se mostraron mejorías en relación al juego, principalmente en materia defensiva, donde se vio a una defensa más aplicada y sin cometer los errores infantiles de los primeros partidos, lo que dejó conforme al técnico Ivo Basay, quien aclaró que esperaba definir la clasificación en la última fecha.

El estratego, lejos de mostrase autocrítico, indicó que “sabíamos que pelearíamos la clasificación en la última fecha. Lo importante es que los jugadores se sintieron mejor físicamente y estamos tranquilos por el juego que mostramos. En cuanto a volumen de juego, cualquier persona que conoce de futbol sabe que chile salio a buscar el resultado y eso nos deja conformes. Sabíamos que aunque ganáramos, teníamos que sacar un buen resultado en el último partido“.

El DT, no se mostró preocupado por no haber encontrado aún una identidad de juego a pesar de que ha utilizado a jugadores en puestos en los que no son especialistas. Ante esto, declaró que “todas las giras hemos ido rotando el esquema de juego, nosotros nos movemos según como se nos van dando los partidos. Tenemos la suerte de que nuestros centrales pueden jugar en más posiciones y hoy eso se vio reflejado“.
 
Pero Basay fue más lejos y aclaró que incluso Chile pudo haber salido victorioso “los partidos pasan por momentos, pudimos tener a brasil a maltraer, pero partimos perdiendo. Ellos (los jugadores) se dieron cuenta de que el partido pasa por oportunidades, nosotros no las aprovechamos y terminamos perdiendo. Teníamos que salir a buscar, por la confianza de los jugadores y lo hicimos, eso es lo importante”. 

Por su parte la selección chilena deberá jugarse su clasificación al hexagonal final el día miércoles, cuando enfrente al difícil combinado paraguayo, que a primera hora venció por 5-1 a Bolivia. Ante esto Ivo Basay se mostró tranquilo e indicó que “conozco a todos los jugadores paraguayos, ellos tienen una importante estructura física, pero nosotros tenemos que salir a mostrar nuestro juego para ganar el partido“, concluyó.

En su mejor presentación la Sub 20 cayó ante Brasil

Si bien Chile volvió a cometer garrafales errores en defensa y careció de sorpresa en ataque, jugó el partido más aceptable del Sudamericano ante el ‘Scratch’, aunque terminó cayendo 2-0. La ‘Roja’ logró encontrase futbolísticamente en algunos pasajes, aunque el conservador y defensivo esquema terminó por atenuar mayor protagonismo de los dirigidos por Basay, que definirán su paso al hexagonal final ante Paraguay el miércoles.

Desde el primer minuto se vislumbró la apuesta de Chile: defender a toda costa su arco y si se podía tratar de acercarse al arco de Brasil. Esto porque Basay dispuso a una oncena muy conservadorea y defensiva, con cinco defensas y tres volantes de contención, dejando sólo a dos hombres en ataque.

Chile formó con Saavedra; Labrín, Romo, Arce, Magalhaes, Parot; Caroca, Sáez, Aránguiz, Sagredo y Gómez. Por eso no fue raro que Brasil tomara el protagonismo desde el inicio, ante un Chile que esperaba y corría tras el balón, ya que cada vez que se lograba contener el ataque carioca, se reventaba la pelota lo más lejos posible, haciendo casi imposible crear algún peligro en área rival.

Era cosa de tiempo esperar un gol de Brasil, ya que con tanta gente cerca del área nacional, cualquier error terminaría dentro del arco de Saavedra, y así ocurrió a los 10′, cuando Patric desbordó por la zona izquierda de la defensa chilena, que nuevamente muy pasiva vio como Dentinho apareció solo para poner el 1-0. Ahí a la ‘Roja’ no le quedó otra que variar su tímido planteamiento, y tratar con los hombres que tenía adelantarse en la cancha.

Igual no fue mucho lo que se hizo en la primera etapa, ya que con sólo Gómez arriba, era dificil crear riesgo a Brasil, por lo que la estartegia fue ganar córners o tiros libres para buscar a alguno de los espigados defensas. Brasil tampoco hizo mucho, ya que se mostró con un equipo limitado y opaco, y que dentro de todo encontró a una defensa chilena que se paró bien en la cancha, por lo menos mejor y sin tantas descordinaciones como en los duelos pasados.

Algo más de fútbol

Basay notó que adelantándose en la cancha algo podía lograr su equipo, y mandó a Llanos por Sáez. Chile se paró en campo rival, y Aránguiz logró generar más juego, logrando por primera vez en el Sudamericano crearse un circuito de fútbol. El alza de Chile pudo traer frutos, ya que e los 60′, una buena combinación entre Sagredo y Llanos terminó con el hombre de Huachipato ganando a la defensa rival, y estrellando el tiro caprichosamente en el palo.

Ahí quizás estuvieron los mejores momentos de Chile desde los 15′ iniciales ante Uruguay, ya que por fin sevio a una defensa bien parada y los medocampistas con mayor movilidad y logrando juntarse. Aún así volvieron a aparecer errores en la zaga, ya que tras otra descordinación, Dentinho no conectó bien de volea y ante un batido Saavedra falló increiblemente el 2-0.

Pero a pesar de que Chile jugó su mejor partido del torneo, volvió a carecer de profundidad y sorpresa, terminando por volver a ser un equipo previsible, que no cambió mucho con el ingreso de Medel por Parot. Así, cuando Basay probó sus últimos cartuchos manadando a Pizarro por Magalhaes, jugando por primera vez con tres atacantes, vino la lápida de Brasil, ya que Malyson a los 77′ puso el 2-0 tras un tiro libre de distancia que encontró la floja respuesta de Saavedra.

Chile intentó mostrar algo más, pero sin mucho acierto. Al final, a pesar de jugar mejor que en sus partidos anteriores, la Sub 20 volvió a caer con los errores defensivos de siempre, y reiteró que aún sigue siendo un equipo previsible y sin mucha sorpresa, ya que hasta en los cambios Basay no ha mostrado mucha osafía, haciendo siempre las mismas modificaciones. Ahora Chile se jugará la clasificación ante Paraguay el miércoles a las 20 horas, donde sólo sirve ganar. Por lo menos, hoy el equipo mostró una pequeña alza que sigue dando esperanzas.