Philip Araos: “Quiero ser el goleador histórico de Chile”

Con 202 goles en cadetes, Phillip Araos representa las ilusiones de Colo Colo para reemplazar a Barrios. Rechazado por la UC en sus inicios, el ‘Artillero de Macul’ se toma con calma su actual momento, pero sabe que su gol ante Rangers  “le cambió la vida”.

Marcelo Araya G.

 

28 de febrero de 2009. En el estadio Fiscal de Talca se respira un aire tenso. Se habla de un Colo Colo en crisis y los hinchas hacen sentir su descontento ante los jugadores, quienes desde el camarín escuchan los insultos. Sin embargo, hay uno que vivó un partido aparte: Phillip Araos, de 18 años, que cumplió el gran sueño de su vida, debutar en Primera División.

Para él no fue fácil ganarse la oportunidad. Muchas veces sintió frustración al ver como otros jugadores jugaban en el primer equipo sin tener los mismos méritos que él. Sus 202 tantos en cadetes deberían haber sido necesarios, pero no. Marcelo Barticciotto nunca lo tomó en cuenta hasta ese día, cuando decidió incluirlo en el equipo titular y Araos le respondió con lo que mejor sabe: un gol.

– ¿Cómo te enteraste de que ibas a debutar?
Es una historia linda. Yo el viernes estaba durmiendo siesta. Preferí dormir porque estaba enojado porque no se me daban las oportunidades en el primer equipo. Ahí fue cuando me llamó Luis Pérez, pensé que se suspendía el partido del sábado, pero me dijo que estaba citado para jugar contra Rangers. Dos minutos después me llamó la coordinadora para confirmarme la noticia, no lo podía creer.

– ¿Cómo lo viviste al otro día? Estaba la posibilidad de que entraras.
Si, aunque yo siempre pensé que iba citado como el jugador 19, pero me daba lo mismo. Yo estaba feliz de viajar con el plantel, aunque supe que me tocaba jugar más tarde. Después de almuerzo me puse a chatear con mis amigos y se me acercó el coordinador para decirme que tenía que descansar, porque iba a entrar de titular.

– ¿Qué hiciste en ese momento?
Me entró todo el ‘cagazo’ (Risas). Me salí del chat y llamé al tiro a mi papá que me dijo “gánate el respeto, te llegó la oportunidad que tanto querías, sólo haz lo que sabes hacer, nada más”. Ahí por fin me pude calmar y me fui a descansar.

Ya en el partido, Araos salió a demostrar desde el primer minuto. Se mostró movedizo y participativo, aunque se retrasó mucho y perdió trascendencia. Aún así, cuando más lo necesitaban los albos, apareció en el minuto 34 y tras recibir un pase entre líneas de Torres en la entrada del área y definió cruzado al ángulo con la zurda –su pierna menos hábil-, convirtiendo el primer gol de su carrera profesional.

OTRO MÁS EN LA LISTA: RECHAZADO POR LA UC

La relación de Phillip Araos con su padre es la que lo ha llevado adonde está. Según él, su padre era igual de buen jugar, incluso mucho más técnico y con él fue aprendiendo los movimientos que lo han hecho convertirse en uno de los delanteros más letales del fútbol a nivel de inferiores. Sin embargo, el mismo fútbol que los acercó, los terminó por distanciar. Su padre es minero en la Escondida de Antofagasta y Araos tuvo que dejarlo a los 13 años, para venir a probar suerte a la capital.

Motivos para jugársela tenía de sobra. Desde que ingresó a la escuela de fútbol de la Minera la Escondida, en 1997, se cansó de hacer goles. Ya en 2000 con sólo nueve años, salió goleador en los torneos de Apertura y Clausura, con 45 goles, consiguiendo el título de máximo goleador de las divisiones menores del club, dónde además saldría artillero en 2001 y 2002, méritos suficientes para que el Consejo Local de Deportes le otorgara a sus 11 años el galardón de “Mejor futbolista de la Segunda Región”.

– ¿Qué significa tu papá para ti?
Él es mi todo. Siempre está conmigo. Amo sus esfuerzos, imagínate que viaja cada cuatro días a Santiago desde Antofagasta para verme, viaja cerca de 20 horas en bus y llega destrozado, pero cuando llega lo veo feliz y me motiva el doble, él es el responsable de todo lo que he logrado. Lo tomo como un ejemplo, porque él también podría haber dedicado, pero no tuvo el apoyo de su papá.

– ¿En algún momento pensaste dejar el fútbol por tu familia?
No, aunque ellos dudaron. Es que meses después de que yo llegué solo, se vinieron todos para Santiago. Mis dos abuelas, mi mamá y mis dos hermanas. Ahí el temor era menor, se preguntaban que pasaría si me echaban a final de año. Pero salí goleador el primer año (Hizo54 goles) y ya en el debut había hecho cuatro goles, no lo podían creer.

– ¿Ellos te motivaron a probar suerte en Santiago?

Sí, pero la primera vez que llegué fue a Universidad Católica. A mi papá le interesaba el hecho de que me ofrecieran una beca para estudiar. Quedé altiro, pero era otro mundo. Fui discriminado, ya que a pesar de que mi familia no se queda atrás en lo económico, me trataban mal por ser “negrito”.

– En Colo Colo te pasó lo contrario…

Sí, existe mucha envidia.  Ser de clase media-alta en Colo Colo al parecer  choca un poco. Y es que yo tengo un Hyundai Terracan, cuando me ven llegar en él empiezan los comentarios malintencionados. Me dicen que soy ‘hijito de papá’, pero ellos no ven el gran sacrificio que hacemos como familia.

“HASTA EL MÁS MALO HACE GOLES EN PRIMERA”

Araos está consciente de que ya se hizo un nombre para los de la Garra Blanca. Estos lo motivaron para que fuera la próxima figura del equipo con el nombre de “Artillero de Macul” –apodo que le puso su padre- y eso lo enorgullece, pero tampoco se quiere apurar. Sabe que hizo un gol en el debut y que tiene el nivel para rendir, pero no se le suben los humos a la cabeza sobre todo gracias al apoyo de su familia.

Como todo futbolista busca surgir y por lo mismo tiene sueños. Quiere llegar a Europa para jugar contra los mejores, ojalá en el Manchester United. Sin embargo, sabe que para eso tiene que esforzarse mucho y se cuida para lograrlo. No sale, no fuma y tampoco toma. Quizás no llegue a jugar ahí, pero se va a jugar sus opciones y asegura que no le tiene miedo al fracaso.

– El éxito tiene sus pros y sus contras…
Sí, pero yo estoy tranquilo, todavía no logro nada. Hasta el jugador más malo puede hacer un gol en primera, no tengo por qué agrandarme. Además, de que uno sabe quienes están por interés y quienes no. Yo me quedo con lo que me tratan como el ‘Pipe’ y no con los que me dicen ‘Artillero de Macul’.

– Hay que tener mucha personalidad para ocupar ese apodo.
Sí, es cierto. Pero me encanta porque me lo puso mi papá. Siempre me habían dicho así en cadetes, pero se hizo famosa cuando la mostré en el primer partido que nos trasmitió CDF. Igual nunca pensé que se iba a hablar tanto sobre eso. Es cierto que hay que tener personalidad, pero mi currículum de más de 200 goles me avala y nadie me dijo nada.

– ¿Te gustaría hacerlo conocido en alguna liga en especial?
En Inglaterra. Siempre soñé con ser el primer chileno en el Manchester United, pero parece que me va a ganar Alexis Sánchez. Aunque también me gustaría jugar en el Atlético de Madrid. En verdad únicamente me gustaría jugar con un 10 de esos que te dejan solo, a esos que uno les marca el pase y te hacen millonario.

– En ese sentido, ¿prefieres el dinero que el éxito deportivo?
No, por ningún motivo. Si yo voy a Europa no va a ser por la plata, si no para medirme contra los mejores jugadores del mundo. Uno tiene que amar su profesión, es por eso que yo ni siquiera salgo, no tomo y tampoco fumo. No por eso voy a decir que me molesta que otros los hagan, es sólo que hay que saber cuando se puede y cuando no. Muchos no lo entienden y quizás el tiempo me dé la razón.

“NO JUGAR EN LA SELECCIÒN FUE UN GOLPE FUERTE”

Phillip Araos es de esos goleadores de raza. De los que aparecen a cuentagotas y de los que todos quieren tener en sus equipos. Aún así, no ha tenido la suerte que le gustaría en la selección, a pesar de tener temporadas con más de 40 goles y haber convertido siempre en las oportunidades que le ha tocado jugar por Chile, con quien sueña llegar algún día a jugar un Mundial.

– ¿Qué significó para ti quedarte fuera de la Sub 18 que fue a Oceanía?

Eso fue raro, pero sirve también como cable a tierra. Ahí te das cuenta de que aún no eres nadie. Yo estaba seguro de que iba, no lo ponía en duda. Había sido el goleador de la selección con la que fuimos a La Serena con 13 goles, pero no soy del gusto del técnico.

– Te perdiste parte del proceso…
Si, eso también es cierto. Estuve con ellos sólo una semana, cuando ya llevaban tres meses entrenando juntos. De todas formas fue un golpe muy fuerte para mí. Igual ahora si lo ves, los que fueron no hicieron buena temporada, además pocos de ellos juegan en primera o debutaron este año como yo.

– De todas formas, ¿te proyectas con la selección?
Claro, sueño con llegar a jugar un mundial. Total, soñar es gratis. Es por eso que me preocupo de andar bien, ahí quizás Marcelo Bielsa  me puede llamar a jugar como Sparring o si juego durante el año en Colo Colo, quién sabe lo que puede pasar.

– Normalmente sorprende con algunas citaciones…
Por algo le dicen el ‘Loco’ (ríe). Me acuerdo que en Argentina nominó e hizo jugar a Javier Mascherano cuando todavía no había debutado en River Plate. Es por eso que sueño y mi objetivo es ser el goleador de la Selección, son sólo 36 goles los que tengo que hacer.

Anuncios

Dulce revancha: La ‘U’ ganó a Colo Colo en el sub 18

Los dirigidos por Héctor Pinto se impusieron por 2-1 ante Colo Colo, rival que los venció en la última final del torneo de juveniles. El partido que estuvo marcado por el juego brusco de los ‘Albos’, tuvo como figura excluyente volante ‘Azul’ José Luis Silva.

Universidad de Chile tenía sangre en el ojo. Y es que en la última final del torneo de juveniles, Colo Colo había barrido con ellos, tras ganarle por 4-0 el partido definitorio y quedarse con la copa. Sin embargo, el fútbol les dio revancha y en el partido de hoy disputado en el Caracol, lograron quedarse con el partido válido por la Copa Chile de juveniles, tras imponerse por 2-1, gracias a la gran labor de un inspirado José Luis Silva.

El partido no se presentó fácil para los universitarios, ya que durante la primera fracción fue el ‘Cacique’ quien tomó el control de las acciones y se creó las mejores opciones de gol, una de ellas concretada por uno que no falla ante la portería contraria: Philip Araos, que marcó el 1-0 con el que terminaría el primer tiempo, dominado por los colocolinos.

Ya en la segunda mitad los dirigidos por Héctor Pinto salieron a buscar el resultado con todo, bajo la conducción de Silva, que se echó el equipo al hombro y generó peligro constantemente, teniendo que ser parado sólo a través de faltas por los ‘Blancos’. Sin embargo, su esfuerzo se vio recompensado con un golazo al ángulo en el minuto 12 del segundo tiempo, decretando el empate parcial.

De ahí en adelante los ‘azules’ tomaron el control exclusivo del partido y ya en el minuto 15 de la segunda fracción, Yamil Cortés transformaría en gol una falta penal cometida al delantero Giorgetti y ya con el 2-1 en contra, comenzó la desesperación del equipo ‘popular’ que perdería a una de sus mejores jugadores del partido, Cristopher Penroz, quien bajó a Silva con un codazo en el minuto 23, ganándose la roja.

Y fue precisamente el volante de creación de la ‘U’ quien se refirió al partido. “Para los que nos repetimos el clásico, sin dudas fue una revancha, sobre todo por la forma en la que habíamos perdido la final. Estamos contentos, pero hoy nos costó, ya que en el primer tiempo tuvimos demasiado separadas las líneas y nos pasó la cuenta, pero ya en el segundo mejoramos y pudimos dar vuelta el marcador”, concluyó.