Gerson Martínez: “Me cambió mucho lavida después de Toulon”

Fue la revelación en Francia, sin embargo, como muchos otros grandes, ha tenido que hacer el camino largo para destacar. ‘Chon’  se confesó con Prensafútbol y explicó porqué no fue titular en la ‘Rojita’, su paso frustrado por la UC y su sueño de llegar a un “grande”.

Por Marcelo Araya G.

Ser campeón en un torneo internacional no es pan de cada día para Chile. Por eso, haberlo conseguido en el torneo Esperanzas de Toulon en Francia causó un gran revuelo mediático, comparable únicamente con el tercer puesto del Mundial sub 20 de Canadá en 2007 o el tercer puesto en el Mundial sub 17 de Japón en 1993. Cientos de personas llegaron a recibir a los nuevos “héroes” al aeropuerto y todos los medios consignaron el gran triunfo.

Sin embargo, uno de los 19 integrantes del plantel se había convertido en un poco esperado protagonista: Gerson Martínez, jugador de 20 años perteneciente a San Luis de Quillota. El nuevo ‘Pato’ Yáñez’ o el ‘Chon’, como le apodan sus amigos, fue la gran revelación del campeonato. Pieza clave y comodín de Ivo Basay para obtener el campeonato, que respondió siempre con goles agónicos, que parecen haberlo alzado aún más en la categoría de ídolo.

Pero no siempre fueron celebraciones y alegría en la vida de Martínez. Muy por el contrario, dirigentes que priorizan el dinero por sobre la persona hicieron que, al igual que otros grandes jugadores, su ascenso tuviera que hacerlo por el camino largo.

– ¿Cómo partiste en el fútbol?
Yo partí a los siete años, en el equipo de mi tío, el Minas Navio. De ahí me fui a jugar al Minas Melón, que es un equipo de mi pueblo, eso fue hasta los 14 años que pasé a Unión Calera donde rápidamente me recomendaron para ir a jugar a Universidad Católica.

– ¿Cómo fue esa experiencia?
Para mí era importante llegar a Católica, sobre todo por su infraestructura. Ahí tenían de todo en comparación con La Calera, donde teníamos muy poco. Sin embargo, mi experiencia duró poco, ya que Unión La Calera al intentar venderme pidió mucho dinero por mi pase y finalmente decidieron no comprarme.

– ¿Qué pensaste en ese momento?
Me desmotivé y volví a jugar en mi equipo de barrio durante cerca de un año. Sentí que se aprovecharon de mí, ya que yo no alcancé a hacer mi proceso formativo en el club y aún así me quisieron vender a un precio alto que la Católica no estaba dispuesta a pagar.

– ¿Cómo volviste al profesionalismo?

Eso fue gracias a un amigo, Juan Pérez. Él me dijo que me fuera a probar a San Luis. Ahí el ‘profe’ se fijó en mis condiciones y quiso que me quedara. El problema era que yo seguía perteneciendo a La Calera, por lo que mi papá tuvo que comprarme el pase, el que vendieron mucho más barato como no estaba jugando.

EL GRAN SALTO: DEL ASCENSO A GOLEADOR EN TOULON

Fue sin lugar a dudas, la gran sorpresa de la nómina de Ivo Basay previo al torneo de Toulon. Y es que junto con Eugenio Mena y Agustín Parra, eran los únicos del plantel que provenían de equipos de segunda división, por eso que las expectativas sobre él eran mayores. Pero no le pesó.

Siempre estuvo consciente de sus condiciones y quería aprovechar el momento como fuese. Y lo logró, pero de que forma. Poco menos de 100 minutos en todo el campeonato y se alzó como el goleador con cuatro anotaciones, siendo condecorado como el jugador revelación del torneo.

– ¿Cuáles eran tus expectativas antes de jugar en Toulon?
Cuando empecé llegué con la expectativa de jugar al menos unos minutos. Sentía que sólo haciéndolo iba a ser importante para mí. Y es que siendo sincero, en ese momento no me conocía nadie, por lo que poder estar presente en la Selección era una vitrina importante para darme mi carrera.

– Pasabas desapercibido hasta para la prensa…
Imagínate que cuando llegué los periodistas me preguntaban quién era, porque ninguno de ellos sabía de mí. En ese momento tenía que explicarles que yo había formado parte de los anteriores procesos de Ivo Basay, pero que una lesión me terminó dejando fuera del Sudamericano de Venezuela.

– A pesar de tu rendimiento nunca fuiste titular ¿Pasó por un tema físico?
No, para nada. Yo me entrenaba bien en San Luis. Lo que pasó fue que Basay me quería cuidar. Él pensaba que la prensa me podría haber ‘matado’. Podrían haber dicho que le dio la oportunidad a un jugador de segunda división y no la aprovechó, además que en el torneo él vio que entrando desde el segundo tiempo podía rendir.

SAN LUIS, SU CABLE A TIERRA

El recibimiento que tuvo Gerson Martínez en su arribo a Chile fue algo a lo que él no estaba acostumbrado. Su día a día transcurre con el modesto equipo de San Luis de Quillota que a pesar de ser uno de los equipos de mejor rendimiento en segunda división, se encuentra muy lejos de generar una expectación mediática a nivel nacional.

No conocía lo que era ser la gran noticia ni mucho menos lo que sería estar en la portada de un diario. Es por eso que representó un golpe fuerte para él. Sin embargo, no se le subieron los humos a la cabeza ni mucho menos. Mantuvo su bajo perfil y sigue con la humildad que lo ha caracterizado desde sus inicios. La diferencia está en que probó que puede llegar lejos y, con eso, aumentaron sus expectativas.

– Me imagino que te ha cambiado mucho la vida…
Muchísimo. Ahora todo el mundo me saluda (ríe). Yo sé que estoy pasando por un buen momento,  sin embargo me mantengo tranquilo y tengo los pies sobre la tierra. El éxito me motiva a entrenar el doble para conseguir más cosas y no me puedo quedar, ya que sé que a muchos jugadores les fue bien en torneos juveniles y después desaparecieron.

-Ahora deben lloverte las ofertas ¿Dónde te proyectas?
De eso se ha hablado mucho en el último tiempo, pero por lo que sé, hasta el momento ni a mí ni a San Luis nos ha llegado nada concreto. Por ahora mi proyección se limita a rendir bien en San Luis y después de eso me encantaría poder llegar a jugar en primera división.

– ¿En algún algún equipo en particular?
No realmente. Soy un fanático del fútbol y es por eso que me gustaría llegar a jugar en cualquiera. Eso sí, si me hicieras elegir uno, probablemente sería Universidad de Chile, ya que es el equipo que más me gusta.

– Y si te ofrecieran jugar en Colo Colo ¿Qué dirías?
Lo haría encantado. Sería un buen salto llegar a Colo Colo, es una muy buena plaza donde jugar. Pero yo por ahora me mantengo tranquilo, tendría que ver las ofertas ya sean de Chile o una de afuera que además me permitiría poder asegurar mi futuro en lo económico.

El análisis de las figuras y campeones en Toulon 2009

En su mayoría venían del fracaso de la Sub 20 en el Sudamericano y había pocas esperanzas en este grupo. Sin embargo, a través de un juego pragmático, efectivo y con figuras de excepción, los dirigidos por Ivo Basay terminaron alcanzando la gloria.


Por Marcelo Araya G. y Ricardo Canales O.

La vara era alta. Un subcampeonato y un rendimiento superlativo de la selección liderada por Marcelo Bielsa el año pasado, aumentaba la presión para un grupo que venía en su gran mayoría de un fracaso rotundo en el pasado Sudamericano Sub 20. Sin embargo, a través de un juego pragmático y rendimientos individuales superlativos, terminaron alcanzando la gloria.

Y cómo no, si consiguieron titularse en el Torneo de Esperanzas de Toulon y por sobretodo, demostraron que en Chile existe un recambio generacional de lujo, donde a la consolidación de jugadores como Christopher Toselli, Juan Abarca y Carlos Labrín, se les sumó la explosiva aparición de Gerson Martínez, un delantero de área que promete. Y  mucho.

ARQUEROS

Cristopher Toselli: La base de un buen equipo es un gran arquero y el portero de Universidad Católica demostró con creces que puede colgarse ese cartel. Fue prenda de garantía durante todo el torneo y gracias a su regularidad, demostró que tiene jerarquía para cosas más grandes, siendo sin dudas una de las figuras de Chile en Toulon. Destacable su participación ante Portugal en la valiosa victoria del debut y el penal atajado en semifinales ante Holanda que les permitió acceder a la final.

Raúl Olivares: Con Toselli de primer arquero, sus opciones de jugar era mínimas. Sin embargo la temprana clasificación a semifinales le dio la oportunidad de jugar ante Francia y rindió, demostrando que tiene nivel para llegar a ser un buen arquero, pero tiene aún le falta transmitir mayor seguridad para poder ser más completo.

DEFENSAS

Juan Abarca: El defensor de Huachipato es una de las grandes revelaciones de la actual ‘Rojita’. Si bien ya había demostrado condiciones en el pasado torneo, esta vez se consagró. Firme en la marca, rápido en los cruces e impasable en el mano a mano, el capitán de la Sub 21 fue una de las piezas claves de la zaga chilena, que únicamente permitió un gol durante todo el campeonato.

Carlos Labrín: Fue uno de los más criticados por su participación en el pasado Sudamericano Sub 20 de Venezuela y se discutió su nominación al no haber participado con regularidad en Huachipato durante el Apertura. Pero Labrín, siempre bien ubicado y rápido en los cruces, desde el primer partido demostró que puede llegar a ser una de las próximas exportaciones millonarias del fútbol chileno. ¿Una prueba? Fue elegido el mejor jugador joven.

Nelson Saavedra: Su rol de único “extranjero” de la selección, lo hacia alzarse como una de las posibles figuras de la ‘Rojita’ y así partió. Ante Portugal fue una de las piezas claves en la zaga. Sin embargo, la falta de continuidad en el Vitoria de Brasil terminó por pasarle la cuenta y cedió su titularidad ante Agustín Parra, quien incluso lo dejó fuera de la final.

Paulo Magalhaes: Por condiciones, el lateral de Cobreloa es uno de los más destacados: Rápido, técnico y con buena estatura. Sin embargo, durante el torneo quedó al debe. No mostró la explosividad que lo destaca en Calama, además, mostró poca claridad en sus desbordes y realizó centros poco trascendentes para convertirse en uno de los puntos más bajos de la selección.

Agustín Parra: El defensor de Wanderers es uno de los “desconocidos” del plantel, pero siempre ha sido uno de los favoritos de Ivo Basay, habiendo participado prácticamente en todos los procesos. Aún así, fue su excelente actuación ante Francia en el último partido del grupo lo que lo catapultó y terminó ganándole la pulseada a Saavedra en la titularidad, convirtiéndose en uno de los jugadores más destacados en la final.

Eugenio Mena: Sin dudas uno de los ganadores del campeonato. El volante de Wanderers prácticamente se comió la banda izquierda y con el correr de los partidos se consolidó como uno de los puntos más altos de la ‘Roja’. Rápido, potente y con ida y vuelta, pasó de actor de reparto a protagonista. No sorprendería escuchar de ofertas de los equipos grande de Chile e incluso de Europa.

Bastián Arce: El zaguero se ganó la confianza de Ivo Basay tras ser uno de los pocos que se salvaron por rendimiento en el pasado Sudamericano Sub 20. Pero el defensa albo a préstamo en Rangers fue el que menos jugó en Toulón, ya que sólo estuvo 45’ en el primer triunfo ante Francia, donde fue reemplazado en el entretiempo cuando los galos le cargaban la mano.

VOLANTES

José Barrera: El volante de contención de  Santiago Morning fue uno de los comodines en la ‘Roja’. A pesar de que sólo jugó un partido como titular, el hombre ‘microbusero’ entró en varios duelos para aguantar los triunfos en los segundos tiempos. Barrera aportó con su despliegue y sacrificio, en una labor de obrero que siempre fue generoso en hacer el trabajo sucio con tal de obtener resultados positivos.

Luis Pavez: El equilibrio de Chile. El volante de Palestino fue el relojito en la mitad de cancha chilena, ya que con su incansable recorrido y despliegue fue el encargado de cortar los avances de los rivales y darle una salida clara a la ‘Roja’. Pavez puede que no luzca mucho, pero es de esos jugadores irremplazables, ya que es de aquellos que aporta con su temperamento y un espíritu incansable de lucha.

Marco Medel: El volante de Audax comenzó como suplente, pero desde el segundo partido se ganó un lugar como titular y no salió nunca más. Medel aportó con su buena pegada, pero a eso le agregó mucho sacrificio, ya que se acomodó como volante de contención, y desde ahí se transformó en el primer generador de juego, e hizo una buena sociedad con Jorquera.

Rafael Caroca: El colocolino es de esos jugadores que siempre tiene que estar en los equipos. No sólo por su ductilidad para ocupar varios puestos, sino que por su incansable recorrido. Caroca aportó con su experiencia en primera división e ida y vuelta por la banda derecha, además de ser un pilar clave a la hora de ayudar en la contención a Pavez en varios partidos en que Chile era sobrepasado. Sólo se perdió la final por suspensión.

Cristóbal Jorquera: Llegó como una de las figuras a poner atención, y el volante no desentonó. A pesar de que a veces desaparece de los partidos, Jorquera  fue el motor de Chile, y el principal encargado de elaborar el fútbol de la ‘Roja’, por lo que selo extrañó en las semifinales. Su calidad salió a la luz con la gran cantidad de asistencias que entregó para los delanteros, y demostró que puede ser un gran jugador si encuentra más regularidad.

DELANTEROS

Eduardo Vargas: Otro de los vencedores. Tuvo un 2008 marcado por las lesiones e incluso debió quedarse afuera de Sudamericano Sub 20. Sin embargo, ya recuperado demostró porqué el técnico de la ‘Rojita’ lo estima tanto. Rápido, encarador y con mucho gol, hizo recordar el juego mostrado por Fabián Orellana. Sin lugar a dudas fue uno de los artífices del título, donde se convirtió en el segundo goleador.

Michael Silva: El gran derrotado. Llegó como uno de los más experimentados y partió siendo titular en el debut, pero de ahí en adelante únicamente jugó un tiempo ante Francia y nada más. El gran nivel de Vargas terminó opacándolo y su labor pasó prácticamente desapercibida.

Mauricio Gómez: Fue de los pocos jugadores destacados en el Sudamericano, pero esta vez el ‘Hormona’ no pudo convertir  a pesar de haber sido uno de los que más minutos participó entre los delanteros. Su labor fue más que nada de sacrificio en ofensiva, donde arrastró marcas y le facilitó el trabajo al resto de los delanteros.

David Llanos: Más ganas que fútbol. El delantero de Huachipato se mostró movedizo y derrochó esfuerzo, sin embargo su juego estuvo lejos de ser el mismo que ha mostrado en el torneo local y no consiguió ser el abrelatas que esperaba Basay. Terminó siendo opacado por el gran rendimiento de Vargas y Martínez.

Gerson Martínez: Parece tocado por una barita mágica. Y es que el delantero de San Luis era la gran apuesta de Basay para este torneo y sin lugar a dudas respondió. Lo más destacables es la forma en la que lo hizo, ya que entró desde la banca en todos los partidos y terminó consiguiendo el título de  goleador del campeonato. Incisivo, rápido, oportunista al máximo e increíble definiendo, sus días en segunda división parecen contados.

ENTRENADOR

Ivo Basay: El fracaso en el Sudamericano Sub 20 puso una gran alerta sobre su continuidad. La ANFP lo confirmó y el técnico no desaprovechó su opción. Basay aprendió de sus errores, y lideró a un equipo sin figuras rutilantes, pero que funcionó a la perfección en lo colectivo. El entrenador logró superar el gran déficit del Sub 20: la frágil defensa, y desde una zaga sólida, basó el juego de un equipo pragmático, de esfuerzo, incansable, con hambre de triunfo y por sobre todo oportunista, y que supo liquidar los partidos en los momentos justos.

Basay no dudó en variar el esquema con tres delanteros tras el dubitativo debut ante Portugal, y tampoco en sacar del equipo a jugadores que parecían fijos como Michael Silva o Nelson Saavedra. Pero el gran acierto del DT de la ‘Roja’ fue confiar en jugadores desconocidos para el medio, ya que le dio cancha a los wanderinos Agustín Parra y Eugenio Mena, y por sobre todo a Gerson Martínez, a quien cuidó de no sobreexponerlo, ya que nunca lo puso como titular, pero le dio la confianza para que fuera  el arma letal de Chile en los segundos tiempos.

Así, Basay se reivindicó de su tortuoso paso a comienzos de año por Venezuela, y demostró gran humildad al reconocer sus errores y corregirlos para el beneficio del equipo.

¡¡¡Chile Campeón!!! La ‘Roja’ Sub 21 se consagró en Toulon

Sin jugar bien, pero mostrando un corazón tremendo, la ‘Roja’ Sub 21 ratificó el mágico momento del fútbol chileno al coronarse monarca del Esperanzas de Toulon. Un canto de alegría: ¡Chile campeón! ¿El artífice? Gerson Martínez, el desconocido chico de Quillota.


Por Andrés Otero Klein

Decir Chile campeón es algo que a todos los nacidos en esta tierra del fin del mundo y que aman el fútbol crecieron anhelando gritar. Un sueño que por años se mantuvo ahogado… hasta ahora, en que en un contexto marcado por el mejor momento del balompié nacional en muchos años, se logró: La ‘Roja’ Sub 21 logró el título en la 37ª edición del prestigioso torneo internacional Esperanzas de Toulon, en Francia.

Y fue con una campaña brillante: cinco partidos en los que se le ganó a potencias europeas –Portugal, Holanda y Francia en dos ocasiones–, sin mostrar un nivel de juego muy alto, pero sí algo que en este deporte es un valor fundamental: la mística que generan el poder de lucha y el corazón.

La ‘Roja’ fue superada por Francia en la final y eso hay que decirlo. Hubo muchas imprecisiones con el balón en los pies y no apareció jamás el fútbol asociado. Y en eso, los galos sacaron claras ventajas por su inmensa superioridad física.

Sin embargo, Chile supo aguantar y defenderse con orden y sin pasar mayores problemas. Es que de hecho los locales no se generaron tantas ocasiones de gol, y cuando lo hicieron, encontraron respuesta en ese arquero espectacular que se llama Cristopher Toselli, elegido con justicia el mejor portero del campeonato.

Promediando el segundo tiempo, y cuando ya los penales asomaban en el horizonte, el técnico Ivo Basay hizo lo de todo el certamen: mandó a la cancha al delantero de San Luis de Quillota, Gerson Martínez.

Y en los 72 minutos, cuando faltaban ocho para el final –en este campeonato en que se juegan 40 por tiempo–, Cristóbal Jorquera metió un pase milimétrico para el quillotano que picó, aguantó el balón y definió al palo izquierdo del portero francés Johnny Placide para anotar el gol que es sinónimo de una alegría inimaginada.

Lágrimas de hombre para un Martínez, quien hace dos semanas era un completo desconocido y con su esfuerzo y humildad, la vida le cambió en este torneo, en que aprovechó su oportunidad y pasó a la historia como el autor del gol que hizo gritar a 16 millones de almas que Chile es campeón…

Por fin se puede gritar Chile campeón en alguna categoría. Es cierto que no es un torneo oficial, pero sí que es legendario, en el que han brillado cracks del fútbol mundial como el brasileño Taffarel, el argentino Juan Román Riquelme y el portugués Cristiano Ronaldo. Y se le ganó a tres rivales europeos con una campaña casi perfecta, donde apenas hubo un gol en contra.

Notable y para disfrutarlo. Un momento mágico para el fútbol chileno, con la ‘Roja’ prácticamente clasificada al Mundial de Sudáfrica 2010 jugando un fútbol notable de la mano de Marcelo Bielsa, lo que se suma a la llegada de Manuel Pellegrini al equipo más importante del mundo como el Real Madrid y ahora esto…

Simplemente para no dejar de gritarlo nunca jamás: ¡Chile campeón! A gozarlo…

Chile

Francia

1-0

Esperanzas de Toulon, Grupo B
Estadio Stade Mayol, Francia
Goles: 72′ Gerson Martínez (Ch)

Chile (1): Cristopher Toselli; Carlos Labrín, Agustín Parra y Juan Abarca; Paulo Magalhaes, Luis Pavez y Eugenio Mena; Marco Medel (José Barrera) y Cristóbal Jorquera; Eduardo Vargas y David Llanos (Gerson Martínez).
DT: Ivo Basay.
Francia (0): Johnny Placide; Etienne Capoue, Cheikh M’Bengue, Garry Bocaly, Dorian Dervite; Mamadou Sakho, Younousse Sankhare, David N’Gog (Kembo Ekoko), Bakary Sako; Moussa Sissoko y Gregory Sertic (Jean-Armet Kana-Biyik).
DT:
Erick Mombaerts.

Una nueva oportunidad: Chile jugará la final de Toulón tras ganar en penales

En un apretado partido, que terminó 1-1 en el tiempo regular, la ‘Roja’ tuvo que ir hasta la definición por penales para eliminar a Holanda y así instalarse en la final el torneo de Toulón, donde tendrá la revancha tras perder el título el año pasado.

De menos a más. Así ha ido la curva de rendimiento de Chile en el torneo Esperanzas de Toulón. Tras comenzar con varias dudas, la ‘Roja’ se fue acoplando con los partidos, y terminó primera en su grupo, con canasta limpia y sin goles en contra. Así se llegó hasta la semifinal, donde la siempre peligrosa Holanda fue un duro rival, aunque el cuadro de Basay demostró que ha contado con el fútbol y la suerte necesaria, ya que terminó ganando en penales, e instalándose en la final por segundo año consecutivo.

Chile no comenzó bien, y se vio superada en los primeros minutos, notándose en gran medida la ausencia por suspensión del conductor Jorquera. Holanda aprovechó eso, y tomó el control del duelo, lo que se vio reflejado en el marcador cuando a los 11’ Ricky Van Wolfswinkel aprovechó una desinteligencia defensiva para poner el 1-0 y romper el invicto de Toselli.

Pero Chile con más ímpetu que juego logró empatar a los 20’ cuando Vargas aprovechó su velocidad para igualar tras salir en dudosa posición, lo que de paso le dio su tercer tanto y empató como goleador a Gerson Martínez. De ahí Holanda volvió a retomar el dominio, e hizo pasar susto a la ‘Roja, por lo que Basay en el segundo tiempo sacó al zaguero Saavedra por Parra, que volvió a darle seguridad a la defensa.

La segunda mitad fue más de ida y vuelta, ya que Chile retomó su juego y pudo crearse algunas opciones, especialmente con la movilidad de Vargas, que creó espacios para las pasadas de Caroca y el ingresado Barrea por derecha, que sin embargo no definieron bien. Mientras que al otro lado, tras la expulsión sobre el final de Caroca, que se perderá la final, Toselli sacó un par de remates en el epilogo, lo que derivó en el 1-1 final en los 80’ reglamentarios.

A doce pasos de la final

Por eso todo derivó en la definición por tiros penales. Y la serenidad y precisión de los ejecutantes marcó el duelo, ya que tanto los europeos como los chilenos no vacilaron para poner todo 4-4, donde los tantos nacionales fueron obra de Gerson Martínez – que ingresó en el segundo tiempo- Medel, Vargas y Pavez.

Así hasta el último tiro de los holandeses. Toselli tomó una extraña posición, ya que se arrodilló en el medio del arco, lo que sorprendió a  Van Wolfswinkel, que anunció su tiro y motivó la gran tapada de Toselli. Así todo quedó en las manos de José Barrera, que sacó un rasante remate al medio que dejó sin opciones al portero, y selló el paso de Chile a la final.

Así la ‘Roja’ tendrá su revancha tras la derrota sufrida en la final del año pasado ante Italia, y enfrentará al ganador entre Argentina y Francia. Y para dicho duelo el cuadro de Basay tendrá una buena y una mala noticia, ya que volverá el conductor Jonquera, pero no podrá contar con el expulsado Caroca, aunque por lo demostrado, este equipo basa su juego en lo colectivo, y las individualidades son  solo una parte más que trabaja para el conjunto.

Chile

Holanda

Final

1-1
(5-4)

Esperanzas de Toulon, Semifinales
Estadio Mayol | Toulon | Francia
Goles: 11′ Ricky van Wolfswinkel (H), 20′ Eduardo Vargas (Ch).
Penales: En Chile anotaron Martinez, Medel, Vargas, Pavez y Barrera. En Holanda anotaron Deekman, Horsten, Janmaat y Roorda; falló Van Wolfswinkel.
Chile: Christopher Toselli; Carlos Labrín, Nelson Saavedra (Agustín Parra) y Juan Abarca; Paulo Magalhaes (José Barrera), Luis Pavez, Rafael Caroca y Eugenio Mena; Marco Medel; Eduardo Vargas, Mauricio Gómez (Gerson Martínez).
DT: Ivo Basay.

Expulsado: Rafael Caroca

Holanda: Erwin Mulder; Vito Wormgoor (Rens Van Eijden), Erik Pieters, Geert Roorda; Ricky van Wolfswinkel, Diego Biseswar, Daryl Janmaat, Olivier Ter Horst, Donny Gorter (Erik Falkenburg); Oussama Assaidi y Donovan Deekman.
DT:
Hans Schrijver.

¿Cómo terminará Chile en Toulón?

Chile terminó con canasta limpia y jugará en semis con Holanda

La ‘Roja’ Sub 21 usó varios jugadores que no habían entrado en los duelos anteriores, lo que no fue impedimento para conseguir su tercer triunfo consecutivo, ahora ante el local Francia y otra vez en la agonía. Canasta perfecta para el cuadro de Basay que jugará con Holanda.


Por Ricardo Canales O.

Tras el triunfo ante Qatar, Chile ya había sacado boletos para jugar las semifinales en Toulón. Pero el equipo de Basay aún debía enfrentar al local Francia para ver en qué posición terminaría en su zona. Y con otro agónico triunfo, con un nuevo gol sobre la hora de Gerson Martínez, la ‘Roja’ se quedó con el primer lugar, por lo que logró esquivar a Argentina y jugará ante Holanda en semis.

El DT chileno decidió probar variantes, y mandó a la cancha a varios jugadores que no habían debutado en el torneo. Así, sólo Labrín, Mena, Jorquera, Medel y Michael Silva – quien fue titular en el debut- se repitieron el plato como estelares. Y a pesar de las notorias diferencias físicas contra los galos, los nacionales lograron de a poco imponer su juego.

La sociedad Jorquera- Medel empezó a crear fútbol en la mitad, abasteciendo a los atacantes Silva y Llanos para preocupar constantemente la portería local. La defensa una vez más se mostró bien parada, y así, la ‘Roja’ se adueñó del control del partido para no pasar zozobras y acercarse  a una nueva victoria. Un tiro libre de Jorquera y una escapada de Silva pudieron se la apertura, pero el golero local ahogó el grito de gol chileno.

En la segunda mitad Basay mandó a la cancha a los titulares Vargas y Abarca buscando asegurar la victoria, pero el cansancio se fue apoderando de la ‘Roja’, que de a poco le cedió la pelota a Francia. Aún así Chile siguió generando riesgo en ataque, aunque de manera más esporádica. Mientras que el arquero Olivares respondió a gran nivel cuando los galos aceleraron  sobre el cierre el partido.

Y cuando el empate sin goles parecía sellado, una vez más apareció el oportunista Gerson Martínez, quien no había tocado más de dos veces la pelota, pero no vaciló al quedar mano a mano ante el arquero local, para definir entre sus piernas y decretar el triunfo definitivo de Chile, que cerró la fase grupal como líder absoluto con canasta limpia y sin goles en contra.

Así Chile logró todos los objetivos propuestos antes de comenzar el torneo, ya que se clasificó a semifinales, y logró esquivar enfrentarse con Argentina, ya que el finalizar como puntero en su zona, la ‘Roja’ enfrentará en la ronda de cuatro mejores a Holanda el miércoles.

Francia

Chile

0-1

Esperanzas de Toulon, Grupo B
Estadio Aubagne, Francia
Goles: 81′ Gerson Martínez (C)

Chile: Raúl Olivares; Bastián Arce (41′ Juan Abarca), Carlos Labrín y Agustín Parra; Paulo Magalhaes, José Barrera y Eugenio Mena; Marco Medel y Cristóbal Jorquera; David Llanos (58′ Gerson Martínez) y Michael Silva (41′ Eduardo Vargas).
DT: Ivo Basay.
Francia: Paul Baysse; Garry Bocaly, Etienne Capoue, Dorian Dervite y Herold Goulon; Jean-Armet Kana-Biyik, Jirés Kembo Ekoko, Damien Marcq y Marvin Martin; Cheikh MBengue y David NGog.
DT:
Erick Mombaerts.

A paso firme: Chile golea y está en semifinales de Toulon

Los dirigidos por Ivo Basay consiguieron una lucida victoria por 3-0 ante un débil Qatar, que no pudo contrarrestar el notable juego asociado que surgió desde los pies de Cristóbal Jorquera y Eduardo Vargas. Eso sí, la defensa dejó más de una duda.

Por Marcelo Araya G.

Juego asociado, toque y verticalidad. Todo eso mostró Chile en el notable partido que jugó ante Qatar en el torneo Esperanzas de Toulon en Francia, que le permitió abrochar su clasificación a semifinales. Sin embargo en la segunda etapa se cometieron errores infantiles en la defensa que pueden costar caro en instancias decisivas.

El partido comenzó trabado, pero rápidamente las figuras de Eduardo Vargas y Cristóbal Jorquera fueron destacando por su movilidad y por la contribución al juego asociado, posibilitado por la inclusión desde el inicio de Marco Medel en desmedro de Michael Silva, lo que le dio mayor posesión de balón a la ‘Rojita’.

Y fue cosa de tiempo para que las jugadas de peligro se fuera sucediendo para la selección chilena, pero la incapacidad de definirlas, principalmente por parte de Mauricio Gómez, permitió que el marcador se mantuviera inalterable hasta el minuto 22, cuando Vargas aprovechó un centro de Eugenio Mena y definió de palomita para convertir el 1-0 con que finalizó el primer tiempo.

Ya en la segunda fracción el equipo qatarí comenzó a igualar las acciones con más ganas que fútbol, pero no pudo evitar que nuevamente de los pies de Jorquera saliera una jugada de gol, concretada nuevamente por Vargas que definió cruzado ante la salida del portero rival.

De ahí en adelante comenzaron a aflorar errores en defensa, propiciados por el exceso de confianza, donde Toselli dejó dos veces su arco descubierto y de no ser por la incapacidad de definirlas de los delantero de Qatar, el desenlace del partido podría haber sido diferente. Sin embargo Gerson Martínez volvió a demostrar porqué fue convocado a pesar de jugar en segunda división y selló el marcador en el minuto 69, nuevamente tras pase del volante de O’Higgins.

Con el resultado, la ‘Rojita’ clasificó directo y por el momento en el primer puesto del grupo, teniendo que definirlo ante Francia en el último partido de la serie, sin embargo queda como materia pendiente mejorar los errores infantiles en defensa, ya que ante un rival de mayor jerarquía pueden llegar a ser factores claves.