Se destapó la olla: Jugadores de la UC acusaron de malos tratos a Basay

El diario El Mercurio informó sobre un gravísimo hecho que habría ocurrido en el Sudamericano Sub 20, en el que Ivo Basay, el técnico, habría descalificado constantemente a los jugadores cruzados. “A Barrientos lo trató de retrasado mental”, cuentan las fuentes.

Aunque no era oficial y nadie lo había querido reconocer públicamente, era un hecho que en el fracaso de Chile en el Sudamericano Sub 20, ocurrieron cosas extrañas. Una en particular: la mala relación del técnico Ivo Basay con los jugadores de Universidad Católica: Fabián Cerda, Alfonso Parot, Sebastián Barrientos y Francisco Pizarro.

Pero el diario El Mercurio informó lo que habría ocurrido en Venezuela, lo que de confirmarse, se trataría de un hecho gravísimo, que sin duda tendría que influir en la continuidad del ‘Hueso’ al mando de la ‘Rojita’.

Es que el estratega habría insultado y descalificado constantemente a los jugadores de la UC durante el certamen. “Cagones”, “segundones” y “los traigo sólo porque no hay nadie más” son algunos de los “dedicados” que el entrenador le habría hecho a sus dirigidos, todos menores de 20 años. Y según las fuentes de San Carlos de Apoquindo, a Sebastián Barrientos lo trató hasta de retrasado mental.

El hecho se hizo público luego de que los jugadores lo informaran al cuerpo técnico de Marco Antonio Figueroa, además de a sus compañeros del primer plantel y entrenadores de inferiores. Y lo hicieron con miedo, pues según contaron, Basay los amenazó con “cagárselos” si es que revelaban lo ocurrido.

Figueroa respaldó a sus dirigidos y les aseguró que con él iban a tener opciones. De hecho, Barrientos ha jugado dos partidos, Cerda fue a la banca en uno y Parot iba a ser titular ante La Serena, pero se lesionó. Eso sí, el ‘Fantasma’ les pidió que se olvidaran del asunto, porque él iba a hablar con Basay.

En la UC, además, pidieron un informe a Basay respecto de este hecho, el cual no ha llegado, pues tras el fracaso en Venezuela, el ‘Hueso’ se fue de vacaciones.

Tras ese informe habría que sacar conclusiones. Lo que sí es un hecho, es que de confirmarse los insultos y descalificaciones de Basay, independiente de lo que hayan hecho los jugadores de la UC, el técnico tendrá que dar explicaciones y dar un paso al costado, puesto que se le habría olvidado que la categoría sub 20 se trata de “fútbol formativo”; e insultar y descalificar no entra en ningún manual de pedagogía y enseñanza.

Anuncios

Crónica de una muerte anunciada: La Sub 20 se despidió del Sudamericano

Esta vez el juego con la calculadora no sirvió. Sólo la victoria le servía a la  ‘Roja’ que lograba su tarea a pesar de mostrar el ya característico opaco juego. Pero sin la pelota, con la defensa muy atrás y sólo defendiendo la ventaja, el empate se veía venir. Y no sólo eso, ya que en dos minutos los ‘guaraníes’ lo dieron vuelta, eliminando a Chile y tirando a la basura el proceso de trabajo más largo y cosotoso de una selección nacional, pero quizás lo peor es ver perderse a una generación que prometía grandes cosas.

Una conocida canción chilena reza que la vida es eterna en cinco minutos. Para la Sub 20 nacional, sólo bastaron 120 segundos para ver derrumbarse un largo y cosotozo proceso de preparación, el mejor que se le haya dado a una selección chilena. En dos minutos se desvanecieron sueños, las ilusiones y las esperanzas de un grupo de jugadores que vieron como Paraguay daba vuelta el marcador en dos minutos y tiraba a la basura la participación de la ‘Roja’  en el Sudamericano. Un paso sin gloria, con mucha pena y con la amenza de una generación perdida.

Basay sabía que el triunfo era la única opción, y mandóala cancha una alineación con tres defensas y dos atacantes: con saavedra en el arco, la defensa con Labrín, Arce y Romo; en la mitad Magalhaes, Caroca, Aránguiz, Medel y Sagredo, y Gómez con Llanos en ataque.

Y quizás lo peor que le pasó a la ‘Roja’ fue encontrase con la ventaja tan temprano, ya que tras el anticipo del ‘Hormona’  a los 6′ en un córner, Chile se metió atrás, le dio la pelota a Paraguay y se dedicó a defender el marcador. La defensa se mostró bien parada, ya que logró despejar la mayoría de los intentos de un mediocre Paraguay, que sólo mostraba el poder físico como argumento.

Pero la arriesgada apuesta de defender la ventaja mínima tenía el riesgo de que cualquier desconcenración traería el empate, que no llegó en el primer tiempo gracias a dos notables intervenciones del portero Saavedra. ¿Algo más en la primera mitad? casi nada, ya que el libreto fue Paraguay tirando centros y la ‘Roja’ despejando al horizonte, sin siquiera tratar de hilbanar alguna jugada, ya que los talentosos Aránguiz, Medel y Sagredo tuvieron que sacrificarse en labores de defensa.

Todo a la basura en dos minutos

Chile sacaba la tarea adelante y mostrando el juego opaco y sin sorpresa, la clasificación estaba a la vuelta de la esquina. Pero la mezquina porpuesta se cayó en sólo unos segundos. Con mucha gente atrás un error dejaría todo 1-1. Al minuto 56′ Santander tomó un mal rechazo de un córner, y con un tiro que dio en el travesaño y tomó un extraño efecto, más la poco despierta respuesta de Saavedra, el marcador quedó igualado.

El valdé de agua fría caló muy hondo en la ‘Roja’ que no alcanzó siquiera a similar el empate cuando de contragolpe Santander sepultó las ilusiones de los dirigidos por Basay, que trató de meter cambios para inyectar nuevos aires, pero ni Parot, Barrientos o Gutiérrez fueron solución, y pasaron a ser uno más del previsible, básico y mediocre juego de Chile.

Paraguay sacó su muro defensivo, y con sus gigantes defensas no dejó opción de entrar a Chile, que se acercó con algunos tiros de distancia, que encontraron al sólido golero López. Cada minuto que pasaba sólo acercaba más el final del paso chileno por Venezuela, y con el pitazo final se acabó la tortura de ver a una selección nacional que siempre fue un enfermo crónico, que ahí selló su muerte.

Así se acaba el sueño del Mundial de Egipto, que en realidad, por cómo jugó Chile, nunca se vio cerca. Con cuatro mediocres partidos, y una serie de malas decisiones técnicas, se tira a la basura el proceso más largo y costoso de preparación que se le ha dado a una seleción chilena.

Pero quizás lo peor de este fracaso es que una lista de  jugadores que aparecían como el recambio del fútbol nacional, puede perderse en el camino con este traspie. Es de esperar que cada uno de los valores  de este malogrado Sudamericano puede seguir progresando en sus equipos, y que este equipo que prometía grandes cosas no termine siendo otra generación perdida.

Paulo Magalhaes: “Este equipo puede dar mucho más”

El lateral señaló que esperan ganarle a Paraguay y mostrar mucho más de lo que han hecho por ahora, ya que  según el loíno, lo ideal sería acercarse a lo que se hizo en la gira a Europa. Rafael Caroca agregó que tienen confianza para jugar ante los ‘guaraníes’ y que está seguro que pasarán, mientras que David Llanos cree que deben evitar jugar por arriba, donde los paraguayos son mejores.

Una definicióm muy cerrada se prevee esta noche en Venezuela, cuando las selecciones Sub 20 de Chile y Paraguay se jueguen la clasificación al hexagonal final del Sudamericano. Como lo anticipamos anteriormente, el partido de hoy marcará el desnivel entre ambos equipos, que en la preparación suman una victoria cada uno.

Para eso, los jugadores de la ‘Roja’ se mostraron optimistas y quieren ganara para dejar una mejor imagen de la mostrada hasta ahora. Por ejemplo, el lateral Paulo Magalhaes señaló que ” este equipo pude dar mucho más. Si bien contra Brasil nunca nos metimos atrás, y salimos a buscar nuestra opción, aún nos queda por mejorar, para tratar de llegar a algo parecido a lo que se jugó en la gira a Europa”.

Optimista también se mostró Rafael Caroca. El reacomodado como volante agregó que “estamos tranquilos y creo que tenemos las armas para ganarle a Paraguay. Estoy convencido de que ganaremos y pasaremos a la otra ronda”.

Mientras que el atacante David Llanos, apuesa por mantener el orden de jugar por abajo. “Sabemos que los paraguayos van muy bien de juego áereo, entonces trataremos de jugar por abajo y hacer un juego parecido a lo que hicimos contra Brasil”.

El cuerpo técnico pidió un video del último duelo de los paraguayos ante Boplivia, para analizar las alternativas con que Chile se moverá ante los ‘guaraníes’. Y como tónica, la formación titular de la ‘Roja’ no se ha confirmado, pero se prevee que se mantendrá los tres defensas y se apostará por dos atacantes.

Así, Chile podría alinear con Saavedra; Arce, Labrín y Romo; Magalhaes, Caroca, Aránguiz, Parot y Sagredo; Gómez y Llanos. Aunque Medel también podría ingresar por Parot.

En su mejor presentación la Sub 20 cayó ante Brasil

Si bien Chile volvió a cometer garrafales errores en defensa y careció de sorpresa en ataque, jugó el partido más aceptable del Sudamericano ante el ‘Scratch’, aunque terminó cayendo 2-0. La ‘Roja’ logró encontrase futbolísticamente en algunos pasajes, aunque el conservador y defensivo esquema terminó por atenuar mayor protagonismo de los dirigidos por Basay, que definirán su paso al hexagonal final ante Paraguay el miércoles.

Desde el primer minuto se vislumbró la apuesta de Chile: defender a toda costa su arco y si se podía tratar de acercarse al arco de Brasil. Esto porque Basay dispuso a una oncena muy conservadorea y defensiva, con cinco defensas y tres volantes de contención, dejando sólo a dos hombres en ataque.

Chile formó con Saavedra; Labrín, Romo, Arce, Magalhaes, Parot; Caroca, Sáez, Aránguiz, Sagredo y Gómez. Por eso no fue raro que Brasil tomara el protagonismo desde el inicio, ante un Chile que esperaba y corría tras el balón, ya que cada vez que se lograba contener el ataque carioca, se reventaba la pelota lo más lejos posible, haciendo casi imposible crear algún peligro en área rival.

Era cosa de tiempo esperar un gol de Brasil, ya que con tanta gente cerca del área nacional, cualquier error terminaría dentro del arco de Saavedra, y así ocurrió a los 10′, cuando Patric desbordó por la zona izquierda de la defensa chilena, que nuevamente muy pasiva vio como Dentinho apareció solo para poner el 1-0. Ahí a la ‘Roja’ no le quedó otra que variar su tímido planteamiento, y tratar con los hombres que tenía adelantarse en la cancha.

Igual no fue mucho lo que se hizo en la primera etapa, ya que con sólo Gómez arriba, era dificil crear riesgo a Brasil, por lo que la estartegia fue ganar córners o tiros libres para buscar a alguno de los espigados defensas. Brasil tampoco hizo mucho, ya que se mostró con un equipo limitado y opaco, y que dentro de todo encontró a una defensa chilena que se paró bien en la cancha, por lo menos mejor y sin tantas descordinaciones como en los duelos pasados.

Algo más de fútbol

Basay notó que adelantándose en la cancha algo podía lograr su equipo, y mandó a Llanos por Sáez. Chile se paró en campo rival, y Aránguiz logró generar más juego, logrando por primera vez en el Sudamericano crearse un circuito de fútbol. El alza de Chile pudo traer frutos, ya que e los 60′, una buena combinación entre Sagredo y Llanos terminó con el hombre de Huachipato ganando a la defensa rival, y estrellando el tiro caprichosamente en el palo.

Ahí quizás estuvieron los mejores momentos de Chile desde los 15′ iniciales ante Uruguay, ya que por fin sevio a una defensa bien parada y los medocampistas con mayor movilidad y logrando juntarse. Aún así volvieron a aparecer errores en la zaga, ya que tras otra descordinación, Dentinho no conectó bien de volea y ante un batido Saavedra falló increiblemente el 2-0.

Pero a pesar de que Chile jugó su mejor partido del torneo, volvió a carecer de profundidad y sorpresa, terminando por volver a ser un equipo previsible, que no cambió mucho con el ingreso de Medel por Parot. Así, cuando Basay probó sus últimos cartuchos manadando a Pizarro por Magalhaes, jugando por primera vez con tres atacantes, vino la lápida de Brasil, ya que Malyson a los 77′ puso el 2-0 tras un tiro libre de distancia que encontró la floja respuesta de Saavedra.

Chile intentó mostrar algo más, pero sin mucho acierto. Al final, a pesar de jugar mejor que en sus partidos anteriores, la Sub 20 volvió a caer con los errores defensivos de siempre, y reiteró que aún sigue siendo un equipo previsible y sin mucha sorpresa, ya que hasta en los cambios Basay no ha mostrado mucha osafía, haciendo siempre las mismas modificaciones. Ahora Chile se jugará la clasificación ante Paraguay el miércoles a las 20 horas, donde sólo sirve ganar. Por lo menos, hoy el equipo mostró una pequeña alza que sigue dando esperanzas.

Así también vale: Jugando mal la Sub 20 logró tres puntos vitales ante Bolivia

La ‘Roja” volvió a mostrar un mediocre juego, pero sobre el final, dos apariciones de Mauricio ‘Hormona’ Gómez alcanzaron para llevarse la victoria ante los altiplánicos y mantener la ilusión de pasar al hexagonal final.  Basay volvió a probar con línea de tres defensas, pero Chile se mostró nuevamante débil en la zaga.

Tres puntos de oro son los que alcanzó la ‘Roja’ Sub 20 tras derrotar 2-0 a Bolivia. Si bien se volvió jugar mal, y Chile sigue dejando muchas dudas, este triunfo puede ser el punto de inflexión para que los dirigidos de Basay alzen definitivamente su nivel, ya que hoy se ganó con lo justo, después que los altiplánicos sufrieran una expulsión.

Disconforme con la labor de la defensa ante uruguay, Basay optó por volver a jugar con tres defensas, además de cambiar al lateral por derecha. Así, Chile formó con Saavedra en el arco, la defensa con Labrín, Romo y Arce, en mediocampo Magalhaes, Caroca, Aránguiz, Parot y Sagredo, y Llanos con Gómez en ataque.

Pero Chile no se vio mejor que en su pasada actuación, ya que a pesar de que Bolivia fue un equipo tímido en la primera mitad, la ‘Roja’ no logró crear fútbol, ya que Aránguiz nunca se ubicó, Sagredo claramente no es un enlace, y los laterales Magalhaes y Parot nunca pasaron al ataque. Ahí se pudo apreciar que negativamente la ‘Roja’ es “aranguiz dependiente”, ya que si el hombre de Calama no aparece, el equipo no genera peligro.

Así, con un tiro muy desviado de Gómez cono lo más claro, y con Bolivia incluso jugando mejor, terminó un amargo primer tiempo sin goles. Basay mivó piezas, y a los 46′ medel reemplazó a Parot, pero el ingreso del audino tampoco gravitó mucho, ya que nuevamente se perdió por la orilla izquierda, a pesar de que podrían haber intercambiado posiciones con Sagredo para que cada uno jugara en su puesto natural, aunque Basay no cree igual.

Chile volvió a ser poco claro y sin profundidad, e incluso los bolivianos comenzaron a inquietar en ataque, pero ahí apareció el portero Saavedra, quien estuvo muy sólido y atento para cortar las llegadas rivales. Mientras que en ataque sólo algunas escapadas por rapidez de Sagredo, que abusó de la individualidad, daban algo de esperanza.

Y quizás cuando mejor jugaban los bolivianos, que de contragolpe complicaban tras pasar a una nuevamente pasiva defensa, que ya había retonado a los cuatro zagueros tras el ingreso de Sáez por Romo, Chile se encontró con la expulsión del atacante altiplánico Castellón, justamente el más incisivo, que se fue tras una acusación del guardalíenas, aunque nunca se logró apreciar el por qué.

Pizarro también ya había entrado por Llanos, pero la ‘Roja’ no lograba crear peligro, sólo una cabezazo desvíado de Gómez, aunque con el hombre de más, se quemaron los últimos cartuchos, ya que el empate comprometía seriamente a la ‘Roja’. Con más jugadores involucrados en delantera, Gómez no alcanzó a cabecear un centro de la derecha, que Medel lanzó nuevamente al área, y esta vez sí fue conectado por el ‘Hormona’ que  a los 75′ clavó el 1-0 e hizo sacar afuera el grito de alivio.

Ahí se desmoronó Bolivia, y Chile aprovechó para seguir presionando en campo rival. Medel colocó un pase preciso a la cabeza de un Pizarro sin marcas en el área, el remate alcanzó a ser devíado por el golero Arancibia, pero el oportunista Gómez, que no había participado mucho en el resto del duelo, puso el 2-0 y su segunda cifra a los 80′, con lo que se selló el triunfo de Chile.

Y a pesar de que no se jugó bien, que la defensa sigue mostrando fisuras y que aún no se nota una propuesta sólida, estos tres puntos pueden ser el punto de despegue para la ‘Roja’ que ahora se mete de lleno a pelar la clasificación al hesagonal final. Ahora viene  Brasil, un rival de palabras mayores, que el lunes será el termometro para medir para qué está Chile en este torneo.

Negro debut: La sub 20 cayó ante uruguay

Los errores de siempre determinaron que Chile cayera en el debut por 3-2 ante la ‘Celeste’, que hizo ver mal al equipo de Ivo Basay, que mostró un estado físico paupérrimo y fue un desastre en defensa y mediocampo. Lo peor es que los ‘charrúas’ son rival directo.

Pitazo inicial, Chile debuta en el Sudamericano, y antes del minuto, el trabajo de meses, los largos entrenamientos y todo el esfuerzo del proceso liderado por Ivo Basay parece desvanecerse, ya que Uruguay anota poniendo un balde de agua fría. Y si bien Chile cambió el negro comienzo, y logró remontar, lo errores de siempre, sumados a lo mal que se vio la ‘Roja’ en el estado físico, cuajaron una derrota 3-2 en el debut.
Ese fatídico comienzo tiró a la basura el cambio de esquema, ya que para tener mayor seguridad en la zaga, Basay optó por cambiar el dibujo con tres defensas que ocupó durante la mayor parte del proceso, poniendo a cuatro zagueros. Chile no se vio mejor que en los amistosos, sino que terminó cometiendo más errores defensivos.   

Pero el negro inicio pareció quedar atrás, ya que Chile no demoró en reaccionar tras el gol de Uruguay y tomó rápidamente el control del duelo. Con el balón bajo su poder, el empate tras el gran tiro libre de Aránguiz fue la consecuencia del alza chilena. Y tras la paridad, la ‘Roja’ siguió igual y quizás mejor, manteniendo la presión y parándose en campo uruguayo. Fue así que la presión dio resultado, ya que Gómez robó un balón, se metió en el área y penal.

Sagredo no falló y puso la ventaja a para los de Basay a los 9’. Ahí apareció el mejor repertorio de la ‘Roja’ que encontró en Charles Aránguiz al director de orquesta que guió al equipo y manejó los tiempos no sólo de Chile sino que del partido.

Pero cuando Uruguay parecía no tener respuestas, y el balón era totalmente rojo, apareció uno de los típicos errores de nuestro fútbol: la desconcentración. Tras un tiro libre que dio en el palo, un uruguayo solitario, mientras la defensa parada miraba, no tuvo más que empujarla para poner el empate cerca del fin del primer tiempo. Un empate inmerecido por el dominio chileno, pero que fue el reflejo de un Chile desconectado.

ESTADO FÍSICO AMATEUR

Ese episodio marcó el desenlace final, ya que en la segunda mitad Chile fue otro muy distinto, y para peor. La ‘Roja’ pareció haberse quedado en el camarín, ya que Uruguay tiñó el partido de celeste, sin notarse una reacción del equipo de Basay. Los ‘charrúas’ encontraron un pasadizo en el mediocampo nacional, y una invitación en defensa para lograr la victoria.

Si el gol no llegó antes fue por la impericia uruguaya o por el arquero Saavedra, que logró apurar a los atacantes en varias ocasiones. Si Aránguiz fue el motor de la primera parte, en el segundo sintió el cansancio, y con su baja desapareció la ‘Roja’. Y no sólo él, ya que todo el equipo se vio en un paupérrimo estado físico, siendo superado en todas las líneas por Uruguay.

Crónica de una  muerte anunciada, ya que tras la enésima descoordinación en defensa después de que los uruguayos pasaran a un mediocampo inmóvil, García le dio el triunfo a Uruguay, y decretó la derrota en el debut de Chile, que deja más dudas que certezas, ya que Basay trató de cambiar el ritmo con cambios, que no se notaron para nada.

El cansancio de Chile puede atribuirse al caluroso clima de Venezuela, pero Uruguay jugó en la misma cancha, y terminó siendo muy superior. Recién se está empezando, es verdad, pero la ‘Celeste’ era un rival directo con miras a la clasificación, y con esta victoria, obliga a Chile a sumar en todo lo que queda. Pero la duda está presente: con este estado físico, sabiendo que quedan tres partidos en seis días, hay argumentos para preocuparse.

Con alineación confirmada la Sub 20 espera el debut

Todo indica que Ivo Basay ya descifró el puzzle y tiene a los once que empezaran jugando en el Sudamericano de Venezuela ante Uruguay. La pareja lucha por el arco quedará en manos de Saavedra, Marco Medel irá desde el inicio y Mauricio Gómez entrará por Sebastián Barrientos, buscando más prescencia en el área rival.

Fin a los misterios. Tras largos entrenamientos y muchas pruebas, Ivo Basay parece haber encontrado al once titular que parará en el Sudamericano de Venezuela. Tras probar infinidad de variantes, el Dt de la ‘Roja’ optará por cuatro defensores, un rombo en la mita d de la cancha y dos delanteros de área.

La primera confirmación es quién ocupará el arco. Tras una pareja competencia entre Fabián Cerda y Gregory Saavedra, este último, meta de Unión Española, fue quien terminó convenciendo al técnico, y defenderá los tres palos de la ‘Roja’. Segundo misterio resuelto. Tras jugar la mayor parte de la preparación con una línea de tres defensas, Chile presentará ante Uruguay cuatro defensores. Esto porque los de Basay no se han visto bien al defender con tras zagueros, y como explicó Basay, ese sitema es más desgastante y se requieren hombres de mucha rapidez para funcionar.

El mediocampo sufrirá variantes, pero más de nombres que de esquema, ya que se mantendrá una un rombo, con un volante central, dos más abietos por la orilla y un enlace. Se mantendrán Caroca, Aránguiz y sagredo que eran fijos, a los que se sumará Marco Medel.

Pero los jugadores tendrán diferentes posiciones de las que venían ocupando, ya que el ‘Príncipe de Calama’ será el mediocampista central, y no enganche, Caroca saldrá del medio e irá a la derecha, Sagredo no estará en la izquierda, ya que será el creador, y Medel se cargará por la zurda, aunque seguramente rotarán con Sagredo para repartirse las labores de generar el fútbol, labor que también recaerá en Aránguiz, ya que Chile tendrá un sistema flexible, que en momentos puede quedar en dos contención y dos creación, centrando a los jugadores de la orilla.

Y quizás el cambio más siginificativo estará en delantera, ya que tras la evidente falta de giol en los últimos amistosos, Basay decidió dejar atrás sus sistema con dos atacantes por la orilla y uno por el centro, cambiando a dos centrodelanteros netos. Los grandes perjudicados será loscruzados Sebastián barrientos y Francisco Pizarro, que fueron titulares durante todo el proceso.

Ahora empezarán en la banca, dejando su lugar para David Llanos y Mauricio ‘Hormona’ Gómez’ que tratarán de darle más prescencia en el área rival a Chile. Aunque surge la duda de si estos dos delanteros de área podrán convivir, ya que si bien el hombre de Huachipato pude recostarse en las orillas, habrá que ver si logran ser abastecidos de balones, y no es necesario un atacante más periférico.

Con las dudas ya resueltas, y de no mediar algú incoveniente o decisión de último minuto, la formació la de la seleción chilena Sub 20 que iniciará ante Uruguay será con:

                                                                           Gregory Saavedra 

            Estebas Sáez              Carlos Labrín (C)      Bruno Romo          Alfonso Parot 

                                                                           Charles Aránguiz

                                    Rafael Caroca                                                      Marco Medel

                                                                             Boris Sagredo    

                                                   Mauricio Gómez            David Llanos