En su mejor presentación la Sub 20 cayó ante Brasil

Si bien Chile volvió a cometer garrafales errores en defensa y careció de sorpresa en ataque, jugó el partido más aceptable del Sudamericano ante el ‘Scratch’, aunque terminó cayendo 2-0. La ‘Roja’ logró encontrase futbolísticamente en algunos pasajes, aunque el conservador y defensivo esquema terminó por atenuar mayor protagonismo de los dirigidos por Basay, que definirán su paso al hexagonal final ante Paraguay el miércoles.

Desde el primer minuto se vislumbró la apuesta de Chile: defender a toda costa su arco y si se podía tratar de acercarse al arco de Brasil. Esto porque Basay dispuso a una oncena muy conservadorea y defensiva, con cinco defensas y tres volantes de contención, dejando sólo a dos hombres en ataque.

Chile formó con Saavedra; Labrín, Romo, Arce, Magalhaes, Parot; Caroca, Sáez, Aránguiz, Sagredo y Gómez. Por eso no fue raro que Brasil tomara el protagonismo desde el inicio, ante un Chile que esperaba y corría tras el balón, ya que cada vez que se lograba contener el ataque carioca, se reventaba la pelota lo más lejos posible, haciendo casi imposible crear algún peligro en área rival.

Era cosa de tiempo esperar un gol de Brasil, ya que con tanta gente cerca del área nacional, cualquier error terminaría dentro del arco de Saavedra, y así ocurrió a los 10′, cuando Patric desbordó por la zona izquierda de la defensa chilena, que nuevamente muy pasiva vio como Dentinho apareció solo para poner el 1-0. Ahí a la ‘Roja’ no le quedó otra que variar su tímido planteamiento, y tratar con los hombres que tenía adelantarse en la cancha.

Igual no fue mucho lo que se hizo en la primera etapa, ya que con sólo Gómez arriba, era dificil crear riesgo a Brasil, por lo que la estartegia fue ganar córners o tiros libres para buscar a alguno de los espigados defensas. Brasil tampoco hizo mucho, ya que se mostró con un equipo limitado y opaco, y que dentro de todo encontró a una defensa chilena que se paró bien en la cancha, por lo menos mejor y sin tantas descordinaciones como en los duelos pasados.

Algo más de fútbol

Basay notó que adelantándose en la cancha algo podía lograr su equipo, y mandó a Llanos por Sáez. Chile se paró en campo rival, y Aránguiz logró generar más juego, logrando por primera vez en el Sudamericano crearse un circuito de fútbol. El alza de Chile pudo traer frutos, ya que e los 60′, una buena combinación entre Sagredo y Llanos terminó con el hombre de Huachipato ganando a la defensa rival, y estrellando el tiro caprichosamente en el palo.

Ahí quizás estuvieron los mejores momentos de Chile desde los 15′ iniciales ante Uruguay, ya que por fin sevio a una defensa bien parada y los medocampistas con mayor movilidad y logrando juntarse. Aún así volvieron a aparecer errores en la zaga, ya que tras otra descordinación, Dentinho no conectó bien de volea y ante un batido Saavedra falló increiblemente el 2-0.

Pero a pesar de que Chile jugó su mejor partido del torneo, volvió a carecer de profundidad y sorpresa, terminando por volver a ser un equipo previsible, que no cambió mucho con el ingreso de Medel por Parot. Así, cuando Basay probó sus últimos cartuchos manadando a Pizarro por Magalhaes, jugando por primera vez con tres atacantes, vino la lápida de Brasil, ya que Malyson a los 77′ puso el 2-0 tras un tiro libre de distancia que encontró la floja respuesta de Saavedra.

Chile intentó mostrar algo más, pero sin mucho acierto. Al final, a pesar de jugar mejor que en sus partidos anteriores, la Sub 20 volvió a caer con los errores defensivos de siempre, y reiteró que aún sigue siendo un equipo previsible y sin mucha sorpresa, ya que hasta en los cambios Basay no ha mostrado mucha osafía, haciendo siempre las mismas modificaciones. Ahora Chile se jugará la clasificación ante Paraguay el miércoles a las 20 horas, donde sólo sirve ganar. Por lo menos, hoy el equipo mostró una pequeña alza que sigue dando esperanzas.