La Sub 17 ya tiene nómina para el Sudamericano

Tras reunirse con los entrenadores de las divisiones inferiores de los equipos de santiago, César Vaccia dio a conocer la nómina de 20 jugadores que representarán a la ‘Roja’ en el Sudamericano Sub 17 de Iquique. El gran damnificado fue el wanderino Piero Gárate, que a pesar de ser el con más experiencia en el equipo, fue descartado.

Hace un par de semans, 24 eran los jugadores que entrenaban en Quilín bajo las órdenes de César Vaccia, buscando ganarse un cupo para ser uno de los 20 convocados en la lista final de la ‘Rojita’ para el Sudamericano Sub 17 de Iquique. Y la espera llegó a su fin este lunes, cuando tras reunirse con los jefes de las divisiones inferiores de los equipos de Santiago, más Santiago Wanderes, el DT oficializó la lista final.

El gran damnificado fue el volante central wanderino Piero Gárate, quien a pesar de estar en la mayor parte del proceso, y ser el jgador con mayor experiencia de plantel, ya que juega habitualmente en el primer equipo ‘caturro’, quedó descartado de la lista final.

Otros que quedan fuera y que estuvieron en buena parte del proceso son el portero cruzado Claudio Santis o el volante derecho Sebastián Ibarra de Audax. Mientras que retornan al equipo los atacantes de la UC Matías Jadue y Frank Fernández, quienes estuvieron ausentes de las giras de fines de 2008 y comienzos de 2009 por lesiones.

También destaca que no hay citados jugadores de la Universidad de Chile y Huachipato, dos de los equipo que mejor trabajan en la series menores, además de Nelson Bustamante, que juega en el Brescia de Italia, pero que por probelmas con su club y por decisión de Vaccia, quien lo considera en un ritmo inferior a sus dirigidos, tampoco fue llamado.

Para conocer más detales del equipo, acá les dejoun reportaje que publicamos anteriormente: Conociendo a la Sub 17

Nómina de la selecció chilena Sub 17:

Arqueros

Leonardo Rayo Colo Colo

Darío Melo Palestino

Defensas

Enzo Andía Universidad Católica

Pedro Salgado Universidad Católica

Matías Navarrete Unión Española

David Villarroel Fernández Vial

Mario Parra Palestino

José Fernández Colo Colo

Jorge Aravena Colo Colo

Volantes

Claudio Sepúlveda Universidad Católica

Santiago Dittborn Universidad Católica

Camilo Peña Universidad Catolica

Gustavo Ramírez Colo Colo

Erick Mora Cobreloa

César Valenzuela Palestino

Alex González Santiago Wanderers

Delanteros

Álvaro Ramos Municipal Iquique

Frank Fernández Universidad Católica

Matías Jadue Universidad Católica

Cristián Contreras Colo Colo

Anuncios

El ‘Maradona’ chileno que pasó de los semáforos al Brescia

A sus 15 años, Nelson Bustamante ha sido comparado con los más grandes ‘astros’ del fútbol mundial. Probó suerte en Colo Colo, pero por su baja estatuta no quedó, en la ‘UC’ si lo admitieron, pero él estaba para cosas más grandes. Un empresario quedó impresionado con el talento del joven que se ganaba la vida haciendo malabares con el balón en los semáforos, y, junto al ex jugador Frank Lobos, le consiguieron una prueba en el Brescia donde no dudaron en invertir 300 mil dólares para hacerle un tratamiento de crecimiento, ya que saben que están ante un futbolísta que mañana puede ser uno de los mejores de todos los tiempos. 

Puede que le nombre de Nelson Bustamante aún no suene reconocible, pero no sería raro que dentro de unos años, este chileno que peretenece a las filas del Brescia italiano, y que está a punto de cumplir 16 años, empiece a ratificar todas las esperanzas que lo centran como uno de los máximo proyectos del fútbol mundial, comparando su talento con el de los más grande futbolistas de la historia como Maradona, Ronaldinho o Messi.

A pesar de su edad, sólo mide 1.45 centímetros, producto de una desnutrición severa que sufrió hasta los cuatro años, producto de la escasa preocupación de sus padres, un obrero de la construcción y una madre que cayó en la tentación de las drogas y el alcohol, sin poder dar vuelta atrás. Así, Nelson Bustamante se fue quedando cada vez más sólo, hasta que sus padres se separaron y él quedó a cargo de su abuela, Ana Álvarez, quien se dedica a hacer el aseo nocturno en un Supermercado Líder, por lo que durante el día, mientras ella estaba durmiendo, el joven buscaba ganar unos pesos, deleitando a los automovilistas con gambetas dignas de un comercial de Nike.

Y le iba bien. Había días que incluso llegaba a ganar 120 mil pesos, aprovechando el tiempo que le daban los semáforos en rojo para hacer su improvisado show. Aún así, no estuvo ajeno a los problemas. Una vez fue detenido en el Paseo Ahumada, bajo el cargo de mendicidad, lo que le significó el reconocer a su familia que el dinero no lo ganaba haciendo labores de jardinero en el barrio alto, si no dominando el balón como los mejores.

Precisamente esta habilidad le significó la primera y única oportunidad para salir adelante, cuando las tentaciones de la población podrían haberlo alejado de su sueño. En uno de esos semáforos de San Bernardo lo descubrió el empresario René Curaz, que interesado en sus gambetas, lo fue a ver a una pichanga que jugó en la cancha del barrio y quedó impresionado. De ahí en adelante, comenzó a promocionarlo en los distintos clubes, con diferentes resultados.

Con 14 años, primero lo llevó a Colo Colo, donde a pesar de impresionar por su técnica, fue excluido por su baja estatura. Curaz insitía que tenía entre sus manos a lo más parecido a Diego Armando Maradona, y fueron hasta la Universidad Católica. El talento de Nelson bastó, pero sólo duró seis meses en la UC, ya que su representante junto al ex futbolista Frank Lobos, le consiguieron una prueba en el Brescia de Italia, donde no dudaron en apostar en el joven chileno, atándolo con un contrato por cinco años.

Y no sólo eso, ya que los europeos también invirtieron en cerca de 300 mil dólares ( cerca de 200 millones de pesos) para darle un tratamiento especial a Bustamante; un trabajo físisico similar al que el Barcelona realizó con Lionel Messi, buscando aumentar la estatura del pequeño talento chileno.

Bustamante fue seguido especialmente por el programa Contacto de Canal 13, donde aseguró que hecha de menos a su familia, ya que vive solo en la lejana Italia, pero sabe que está cerca de cumplir su sueño de ser futbolista profesional, además de la gran salvación de su familia para scarlos de la pobreza.

Por ahora el joven chileno sigue entrenando en la academia del equipo itálico, pero su talento de a poco ha ido siendo mostrado a los hinchas del Brescia, ya que en el entretiempo de un partido, al igual que lo hacía cuando pedía monedas en los semáforos de San Bernardo, deleitó y maravilló a los hinchas de su equipo tras mostrar su talento al dominar el balón.

Neslon Bustamante está llamado a ser una figura de talla mundial en los próximos años, y seguramente seguirá entrenando hasta lograr ratificar todas las esperanzas que están depositadas sobre él. Es de esperar que logre trascender e ir más allá del mote que lo cataloga como una futura promesa. Después de todo, no todos los días se ve tanto talento como el que este chileno demuestra al tocar un balón.